"no calculamos adecuadamente"

Egibar reconoce que el PNV ha hecho “todo el esfuerzo” pero “no ha cumplido” su palabra

El portavoz del PNV en el Parlamento, Joseba Egibar. (J. R. Gomez)

El líder del GBB tira de autocrítica al asegurar que los jeltzales no calcularon “adecuadamente” su papel al negociar a las cuentas

“Tengo la convicción, y más que la convicción, de que Rajoy quiere levantar el 155” “Las cosas entre vascos no hay que firmarlas, esa seña de identidad ha sido mancillada”

Viernes, 25 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

gasteiz - En el día después a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado con el imprescindible apoyo de los cinco diputados del PNV, el presidente del GBB y portavoz jeltzale en el Parlamento Vasco, Joseba Egibar, reconoció ayer en la Cámara, donde EH Bildu, PSE y Podemos aprobaron una moción que tacha de “agresión” las cuentas aprobadas en el Congreso, que la formación jeltzale adoptó el “compromiso” de revertir la situación, pero “no lo hemos conseguido desactivar”. Egibar admitió, en ese sentido, que “no hemos cumplido la palabra dada”, pero “nos obligamos” a vincular los PGE con la resolución de la cuestión catalana, algo que “nadie más ha hecho”.

“No calculamos adecuadamente, cuando nadie nos obligó a hacerlo. Los propios catalanes nos decían y nos dicen, que sigamos haciendo ese esfuerzo;no ven de ninguna manera que nuestra decisión sea una traición. Reconocemos que hemos hecho todo nuestro esfuerzo y no lo hemos conseguido”, insistió Egibar, que tiró de autocrítica en la tribuna de oradores para señalar que “el esfuerzo ha sido máximo, la capacidad limitada, no hemos conseguido desactivarlo y si hay que reconocerlo lo reconocemos. Es nuestro pecado, es nuestra culpa”.

Poco antes, el presidente jeltzale, Andoni Ortuzar, explicó en Radio Euskadi los motivos que han llevado a la formación a tomar una decisión que ha generado importantes críticas desde la izquierda al no haberse levantado la aplicación del artículo 155, condición que estableció el PNV para apoyar a Rajoy.

Según Ortuzar, que tiene “la conciencia tranquila”, el salvavidas a Rajoy permitirá acabar con la situación de excepcionalidad en Catalunya por cuanto tanto los partidos independentistas como el Gobierno español buscan regresar a la normalidad.

“Si esas dos cosas son así, es cuestión de tiempo y de que ambas partes vean que las condiciones en que se puede hacer son razonables para cada uno, que hasta ahora no ha sido posible”, señaló Ortuzar, que dijo tener “la convicción, y más que la convicción, de que Rajoy quiere levantarlo”. En cuanto a la parte catalana, Ortuzar dijo que “tienen que hacer cuanto antes esa apuesta por levantar el 155 y la constitución de un Govern viable, pero el asunto es en qué condiciones lo hacen para que la sociedad catalana también lo entienda”.

De no haber presupuestos, aseguró, “el 155 iba a estar ahí muchísimos meses y ahora creemos que va a estar para poco tiempo”, pues “los catalanes tienen un margen para ir tomando sus decisiones” y el presidente del Gobierno “una cierta libertad de movimientos frente a un C’s que le quiere maniatar”, informa Europa Press.

Ortuzar aseguró estos meses “se ha estado muy cerca de poder conseguir” el levantamiento del 155 y, al final, “no se ha podido lograr porque, por decisión legítima y supongo que muy bien meditada de nuestros amigos catalanes, no se han considerado que esas eran las condiciones óptimas para que eso sucediera”.

Por su parte, el lehendakari, Iñigo Urkullu, afirmó en Donostia que “la decisión de apoyar los presupuestos Generales del Estado ha sido “tan difícil como correcta”. La dificultad radica en que se tomó “en un momento en el que se mira al corto” plazo. Señaló que también es “correcta” porque otorga estabilidad en un “momento clave” para la recuperación económica y la generación de empleo y porque “mira a las personas” al revalorizar las pensiones y potenciar el trabajo por la igualdad.

También el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, se pronunció sobre el apoyo del PNV a los PGE, un apoyo que a su juicio contribuye “al descrédito de la política” al “desdecirse de lo dicho”. “Cuando uno sale al exterior de nuestro país, hay una seña de identidad que le es reconocida a los vascos en todo el planeta, pero fundamentalmente en América Latina, que es la palabra de vasco;las cosas entre vascos no hay siquiera que firmarlas porque vale la palabra. Esa seña de identidad ha sido mancillada por un partido político”, criticó.

Secciones