Desde la Avenida de Tolosa

La fuga de un rapero

Por Adolfo Roldán - Jueves, 24 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

El rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, conocido popularmente como Valtonyc, ha huido a Bélgica para eludir su ingreso en prisión que debía producirse hoy jueves, en cumplimiento de la sentencia de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo, tras el rechazo del recurso presentado ante el Constitucional, que le condena a tres años y medio de prisión por enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona, y amenazas a Jorge Campos, presidente del Círculo Balear. Según el apartado de Hechos probados recogido en la sentencia, violan la ley las letras de diez canciones del álbum Residus de un poeta, también otros diez temas de Mallorca es Ca nostra y otras dos subidas a Youtube con el título de Marca España y El fascismo se cura muriendo. Jorge Campos presentó el viernes pasado una nueva denuncia por un presunto delito de odio al animar desde un escenario a matar a “un puto guardia civil” y a “ponerle una puta bomba al fiscal”. El rapero mallorquín antes de su huida subió a su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: “Mañana van a tumbar la puerta de mi casa para meterme en la cárcel por unas canciones. Mañana España va a hacer el ridículo, una vez más. No se lo voy a poner fácil, desobedecer es legítimo”. La defensa del cantante ha presentado una petición ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo para que suspenda la orden de ingreso en prisión mientras resuelve otro recurso en el que se le pide la anulación de la condena por vulneración de los derechos de libertad de expresión y creación. Un millar de cantantes, actores y periodistas se han unido al Manifiesto de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) en la que se denuncia que “al margen de la opinión que cada persona pueda tener de las letras del artista mallorquín, la PDLI considera que una sociedad democrática no puede permanecer impasible ante este ataque a un derecho esencial e irrenunciable como es la libertad de expresión”. Es un año duro, en el que la justicia española se desnuda en Europa.