Copa de la Reina

La Real roza la remontada

El equipo txuri-urdin firma un buen partido en Lezama, pero vuelve a perder por 2-1 y se queda fuera de la competición del KO

Jueves, 24 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Lezama - La Real estuvo a punto de dar la campanada y lograr una remontada histórica que le hubiera situado en las semifinales de la Copa de la Reina. Pero el equipo txuri-urdin al final se quedó con la miel en los labios. Tras perder en Zubieta el sábado pasado por 1-2, ayer volvió a caer por el mismo resultado, pero durante muchos minutos rozó una victoria que habría cambiado el panorama.

En un buen partido, las realistas casi fuerzan la prórroga, pero la falta de acierto en los metros finales impidió que se produjera un resultado favorable, que al final sí se llevaron las locales al marcar el gol del triunfo, en un contragolpe, en el tiempo de descuento.

De inicio, la Real quiso sorprender. En los compases iniciales, la exrojiblanca Naiara Beristain, a la contra, trató de batir a Ainhoa Tirapu con un amago de vaselina. La propia atacante txuri-urdin protagonizó el primer aviso de peligro real. Leyre Fernández mandó un balón al área desde la izquierda y Beristain, libre de marca, entró desde segunda línea para rematar. Metió el miedo a la grada local, porque el balón cabeceado salió muy cerca del palo. La Real insistió más. Así, Nuria Mendoza metió el balón muy cerca de Ainhoa, cogiendo a pie cambiado a Leyre Fernández, quien, en vez de rematar, lo sacó del área local.

La ambición de las guipuzcoanas fue evidente, pero las bilbainas golpearon primero en una jugada de suerte. Lucía insistió con el esférico ante Gastearena y se cruzó Etxezarreta. La defensa txuri-urdin despejó el balón, que tropezó en la pierna izquierda de la delantera rojiblanca y entró en la portería después de besar el poste de Quiñones. Un gol de fortuna. Pero la respuesta realista llegó pronto en forma de igualada. Chini lideró el ataque visitante y abrió el cuero a la derecha, donde se incorporaba Beristain, quien asistió al primer toque a Nahikari. La urnietarra logró la igualada pronto.

El equipo de Gonzalo Arconada dio muestras de encontrarse en mejor estado y el gol dio todavía más confianza a sus jugadoras. Por la izquierda, Nahikari se sacó un potente disparo cruzado que despejó Ainhoa con apuros. Leyre Fernández lo intentó desde el pico izquierdo del área, pero su disparo bombeado se marchó arriba. La Real siguió mostrándose muy atrevida, ya que un tanto les daba el empate en la eliminatoria.

En la reanudación las guipuzcoanas salieron más motivadas y convencidas de que podían llevarse el gato al agua. El derbi fue bonito, con dos equipos abiertos en busca de la puerta del rival. De hecho, la última media hora fue de infarto, puesto que la Real arriesgó más. Ainhoa despejó un potente disparo de una motivada Beristain.

Con todo, las donostiarras empezaron a acusar el desgaste de la primera parte. La local Lucía tuvo opciones de anotar con un cabezazo desviado en un córner y, en la réplica, Ainhoa despejó con los puños el remate de Zornoza. Y, seguidamente, de nuevo la guardameta evitó el gol de la misma jugadora blanquiazul.

Pero el tanto decisivo llegó tras un despeje en largo de Moraza, que aprovechó Lucía marchándose por velocidad de Etxezarreta y sentenciando por bajo.

Una derrota por 1-2 que no hizo justicia y que dejó sin premio a una buena Real. Así, el equipo guipuzcoano da por finiquitada su temporada. - N.G.