EXTXURI-URDIN

El Wenger de Hondarribia

Unai Emery, nuevo entrenador del arsenal, tiene ante sí el reto de hacer olvidar a su predecesor en el cargo

Jorge Peris - Jueves, 24 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

londres - Sonaban Mikel Arteta, Massimiliano Allegri, Luis Enrique, Leonardo Jardim, Carlo Ancelotti, Patrick Vieira, Brendan Rodgers, Julian Nagelsmann y hasta Thierry Henry. Sin embargo, el elegido para suceder en el banquillo del Arsenal a toda una leyenda como Arsène Wenger ha sido un técnico que no entraba en ninguna de las primeras quinielas: Unai Emery (Hondarribia, 1971), que desechó la propuesta de la Real. Después de una temporada de especulaciones, el veterano técnico francés optó por dar finalmente un paso al costado el pasado 20 de abril y anunciar su marcha cuando acabara el curso. En ese momento arrancó una nueva tanda de rumores sobre quién sería el siguiente inquilino del banquillo del Arsenal;qué técnico aceptaría la complicada misión de relevar a Wenger, director de la orquesta gunner desde hace 22 años. Por nombre, el puesto de entrenador titular del Arsenal es más que apetecible: un club histórico de la Premier League, con un estadio moderno con capacidad para 60.000 personas, una base de aficionados fiel y pasional, y la posibilidad de vivir en la cosmopolita ciudad de Londres.

La realidad, no obstante, es muy diferente. Aunque el equipo sigue siendo, por nombre, uno de los grandes de Inglaterra y del mundo, futbolísticamente hablando ha caído un escalón por debajo. Manchester City, Manchester United, Liverpool, Tottenham y Chelsea copan ahora los cinco primeros puestos de la liga inglesa y son los que pelean por los títulos. El proceso de reconstrucción en el norte de Londres no parece tarea fácil, ya que, según informan los medios británicos, el nuevo entrenador del Arsenal dispondrá de apenas 50 millones de libras para reforzarse este próximo verano. Unai Emery ha aceptado las condiciones impuestas por la junta directiva, que ha visto en el preparador vasco la persona ideal para guiar al club durante esta nueva etapa. El protagonista está listo para el nuevo reto tras dejar atrás dos temporadas en el banquillo del PSG, con el que ha ganado un título de la Ligue 1, dos Copas de Francia, dos Copas de la Liga y dos Supercopas. Así lo aseguró ayer durante su presentación. “Es un gran desafío. Uno más en mi carrera. He crecido teniendo desafíos y por eso elegí el Arsenal. Por mi historia personal, quiero seguir teniendo acceso a todos los títulos que se jueguen. Luchar por títulos y estar junto a los mejores equipos de Europa”, destacó Emery, que tuvo buenas palabras para su predecesor en el cargo: “Gracias a Wenger por su legado;aprendí mucho de él. Es una referencia para todos los entrenadores del mundo”.

sin plenos poderes El que parecía el favorito para el puesto, Mikel Arteta, ayudante de Pep Guardiola en el City durante las dos últimas campañas, fue finalmente descartado por su falta de experiencia en los banquillos, mientras que los otros nombres que se barajaban eran demasiado caros (Luis Enrique) o prefirieron quedarse en su club (Massimiliano Allegri). El organigrama del Arsenal, además, ha cambiado este curso, y Emery no ejercerá de mánager a la antigua usanza, como lo era Wenger, con poder de decisión en las negociaciones de fichajes, renovaciones, etc., sino de head coach, de entrenador titular.

Emery, acostumbrado a trabajar codo con codo con un director deportivo, como lo hizo con éxito en el Sevilla con Monchi, lo hará ahora con Sven Mislintat y Raül Sanhellí, quienes serán los encargados de liderar el proceso de reclutamiento en verano. Emery llega a Londres avalado por su trayectoria en España y en Francia, aunque también con ciertas dudas por el flojo rendimiento del PSG en la Liga de Campeones, y con la responsabilidad de construir con recursos mínimos un Arsenal ganador en el primer año post Wenger.