Una treintena de jueces se suman al paro en Gipuzkoa por una Justicia digna

En Donostia, el seguimiento fue del 75% de los miembros de la carrera judicial

Miércoles, 23 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

dONOSTIA - Los jueces y fiscales de Gipuzkoa se sumaron ayer a la jornada de huelga convocada en todo el Estado “por la dignidad de la Justicia” para que sea “independiente y libre de injerencias políticas”. Como consecuencia del paro, decenas de juicios tuvieron que ser suspendidos.

La huelga caló entre los miembros de la judicatura guipuzcoana. En concreto, la totalidad de miembros de la carrera judicial se sumaron a la convocatoria en Tolosa, Bergara, Azpeitia e Irun, mientras que en Donostia el seguimiento fue de un 75% y en Eibar pararon dos de los tres jueces. Según el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), un total de 32 jueces y magistrados de Gipuzkoa comunicaron su decisión de secundar el paro.

En cuanto a la participación en Euskadi, el TSJPV aseguró en un comunicado que se situó en un 43,51% de los 239 jueces y magistrados destinados en la CAV. Sin embargo, las asociaciones judiciales convocantes elevaron esta cifra hasta un 80%. Por su parte, a nivel estatal, un total de 3.524 jueces (el 65% de la carrera judicial) y 1.295 fiscales (el 52% de todo el colectivo) apoyaron la convocatoria, la primera que celebraron de forma conjunta en defensa de las mejoras laborales y para solicitar más independencia.

El presidente de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa, Iñaki Subijana, señaló que “el diagnóstico” de la Administración de Justicia es “bastante nocivo en los últimos años”, porque no ha existido “una inversión en política de Justicia”. Esto ha provocado que “el servicio público haya quedado bastante debilitado y, consecuentemente, que se produzca un conjunto de reivindicaciones que son muy claras y taxativas”.

“Para mí, la más urgente es la de la inversión en política de Justicia, creación de plazas de jueces, inversión más definida en digitalización de la Justicia, en materia en temas tan sensibles como la violencia de género, en materia penitenciaria, en servicio de atención a las víctimas”, aseguró Subijana en Radio Euskadi. En definitiva, solicitó una serie de servicios públicos, que “mejoren la propia organización de la Justicia para que responda a modelos de gestión propios del siglo XXI”.

Durante esta jornada de huelga, se produjo un profundo malestar entre los miembros de la judicatura y la Fiscalía de Euskadi, ya que el Ministerio de Justicia ordenó a los secretarios judiciales que no ofrecieran datos sobre el seguimiento del paro, según denunció el juez decano de Bilbao, Aner Uriarte, que calificó la jornada de “histórica”. “Con el paso del tiempo, se ha puesto más de manifiesto la necesidad de las reivindicaciones que estamos realizando”, afirmó.

Por su parte, Edmundo Rodríguez Achútegui, coordinador en Euskadi de Juezas y Jueces para la Democracia, denunció “el abandono de los poderes públicos a la Administración de Justicia” y no descartó que se puedan repetir nuevos paros. “Nosotros deseamos no repetir la huelga, porque creemos que el Ministerio de Justicia se tiene que sentar a negociar, abrir la mesa de negociación, dejar de marear a las asociaciones judiciales y fiscales, y hacer ofertas concretas”, defendió Rodríguez. - Efe/E.P.