Palestina denuncia la matanza de Israel en Gaza ante la CPI

El ministro de Exteriores palestino, Riyad al-Maliki. (Foto: Efe)

Incluye los asentamientos ilegales dentro de los “crímenes de la ocupación”

Imane Rachidi - Miércoles, 23 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

La Haya - La Autoridad Nacional Palestina (ANP) pidió ayer a la Corte Penal Internacional (CPI) iniciar una “investigación efectiva e inmediata” de los “crímenes de la ocupación” israelí, incluidos los asentamientos judíos y la última matanza en Gaza, que dejó decenas de muertos. “Hemos tomado este paso histórico, debido a la promesa israelí de seguir cometiendo crímenes de guerra y de lesa humanidad contra el pueblo palestino. Esta denuncia es una prueba de Palestina, al mecanismo de la CPI, de responsabilidad y de respeto por el derecho internacional”, dijo el titular de Exteriores palestino, Riyad al-Maliki.

El ministro mantuvo ayer una reunión en La Haya con la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, a quien entregó un informe con el titulo Los asentamientos, en el que se explican los “crímenes” supuestamente cometidos “con impunidad” por Israel, y demandó una investigación “sin más retraso”. Todos los crímenes alegados por la ANP en su denuncia se han cometido en el periodo posterior al 13 de junio de 2014, fecha en la que Palestina aceptó la jurisdicción de la CPI, aunque no fue hasta abril de 2015 cuando pasó a ser formalmente miembro de este tribunal internacional.

“Este paso persigue justicia, y no venganza. Pedimos rendición de cuentas a aquellos responsables de estos crímenes que se han cometido en todo el territorio palestino delimitado por las fronteras de 1967, incluidos Cisjordania y la franja de Gaza”, declaró el ministro en una rueda de prensa.

En este caso, la ANP no solo denuncia las colonias construidas por Israel en territorios palestinos, sino que también incluye “fuertes evidencias” de la destrucción de casas, los asesinatos de civiles palestinos, los campos de detención, el sistema de segregación, la última matanza en Gaza y la “explotación ilegal” de los recursos naturales palestinos.

La decisión de exigir una investigación internacional de las políticas israelíes en Cisjordania, Jerusalén Este y la franja de Gaza está “respaldada internacionalmente”, según Al-Maliki, quien se refirió al apoyo de los países de la Liga Árabe, la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) y los miembros del Movimiento de Países No Alineados (MPNA), formado por 120 Estados.

Sobre las consecuencias que esta denuncia puede tener en las conversaciones de paz con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, congeladas desde hace más de cuatro años, Al-Maliki aseguró que “no hay miedo” porque el pueblo palestino “ya vive bajo la ocupación” de Israel. “Nunca han dejado de tomar medidas opresivas contra el pueblo palestino. Esta denuncia no hará que Israel deje de actuar de esta manera, sino que, todo lo contrario, adoptará más medidas de represión. Es el precio que nos tocará pagar por esto”, agregó. Tras la reunión de Al-Maliki con la fiscal Bensouda, el portavoz del Ministerio israelí de Exteriores, Emmanuel Nahson, criticó la petición palestina de una investigación inmediata y aseguró que es “un paso cínico sin validez”.

Israel estimó que “es absurdo que las acciones palestinas ante la Corte” se produzcan “en un momento en el que los palestinos continúan incitando a actos de terrorismo, mientras explotan a mujeres y niños como escudos humanos para (cometer) ataques violentos contra la seguridad de los ciudadanos de Israel”.

Secciones