TRÁFICO

Retenciones de camiones de 21 kilómetros desde el paso fronterizo de Biriatu

La cola de camiones en Gipuzkoa llega casi a Astigarraga. (Gorka Estrada)

EFE - Martes, 22 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 09:12h.

DONOSTIA. La acumulación de vehículos pesados que se dirigen a cruzar la frontera francesa tras dos jornadas en las que no han podido circular está causando retenciones de hasta 21 kilómetros desde el paso fronterizo de Biriatu, en Irun, y afectan a la AP-8 y a la AP-1.

Las colas han comenzado a formarse a primera hora de la mañana y a las 11.45 horas alcanzaban los 21 kilómetros, con lo que llegan prácticamente al término municipal de Donostia.

Los camiones se sitúan en el carril derecho de la calzada, mientras que por el izquierdo pueden transitar los turismos, aunque de manera lenta, ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Las retenciones en este punto son habituales todos los martes, pero en la jornada de hoy son más largas debido a que ayer fue fiesta en Francia y los vehículos pesados no pudieron transitar por sus carreteras, de la misma manera que no lo pudieron hacer el domingo en ambos lados de la frontera.

Por este motivo, la Agencia Guipuzcoana de Infraestructuras Bidegi alertó ayer de que esperaba grandes colas a partir de primera hora de la mañana desde el peaje de Biriatou.

Este peaje está situado en suelo francés, al otro lado del río Bidasoa, pero las retenciones que se generan a partir de este punto las sufren exclusivamente las carreteras de Gipuzkoa.

Los problemas de tráfico afectan también a la GI-636, que se ha colapsado en el alto de Gaintxurizketa, única alternativa para intentar evitar las colas de la AP-8 en la frontera.

Secciones