Condenado por tráfico de drogas tras una explosión en su piso

El acusado tenía un cultivo de marihuana en su hogar, donde se dio el estallido a causa de los gases acumulados

Martes, 22 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Un hombre que desarrollaba un cultivo de marihuana en un piso de Donostia fue condenado a dos años de cárcel por tráfico de drogas, después de que una explosión, debida a la “acumulación” de los gases que utilizaba para la extracción de la resina de cannabis pusiera al descubierto la plantación.

Según la sentencia del caso, los hechos sucedieron sobre las 14.30 horas del 19 de mayo de 2015 cuando en el interior de la citada vivienda, ubicada en el barrio de Loiola, se produjo una acumulación de los gases que el inculpado utilizaba para obtener resina de hachís y que dio lugar a una deflagración en el interior de una de las habitaciones del domicilio que “reventó las paredes divisorias” de la casa.

La explosión también afectó a la vivienda “colindante”, principalmente a la cocina, que quedó “prácticamente destrozada” y cuya reparación costó un total de 6.104 euros, así como al piso en el que se encontraba la plantación, del que el hombre era arrendatario, y que sufrió desperfectos por valor de 24.949 euros.

Tras el suceso, los agentes de la Policía que acudieron al lugar descubrieron en el interior de este domicilio diversos materiales y útiles aptos para llevar a término una plantación clandestina, así como 1,9 kilos marihuana ya secada y apta para el consumo, con un valor de 8.389 euros en el caso de que hubiera sido vendida en gramos en el mercado ilícito, y de 1.975 si se hubiera distribuido en kilos.

Durante el juicio por estos hechos, el inculpado reconoció que disponía de “tubos metálicos, bombas extractoras de aire, temporizadores, macetas, abonos y 95 botes de gas” en la vivienda y que la explosión tuvo lugar como consecuencia de la manipulación de estos últimos.

No obstante, mantuvo que el cannabis era para sí mismo, dado que consume “cinco o seis gramos al día”. - Efe

Secciones