El Gobierno español no aclara si levantará el 155 antes del miércoles

Moncloa duda sobre el nombramiento de los consellers con la mirada puesta en las Cuentas

Humberto Unzueta - Martes, 22 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - El Gobierno español parece no tener prisa para decidir si levantará o prorrogará el artículo 155 que mantiene la intervención del Govern catalán a pesar de que el sostenimiento de ese precepto pudiera costarle los Presupuestos Generales del Estado que se votan este miércoles y cuya aprobación depende de los votos del PNV en el Congreso. La vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría, dejó entrever ayer que se tomarán el tiempo necesario para estudiar los informes jurídicos sobre la publicación del decreto de constitución del Govern catalán, en el que figuran como consejeros Jordi Turull y Josep Rull, en prisión preventiva, y Toni Comín y Lluis Puig, exiliados en Bélgica.

La número dos del Gobierno de Mariano Rajoy explicó que aguardan a que los servicios jurídicos del Estado analicen si pueden evitar la toma de posesión de los cuatro consellers nombrados por el president de la Generalitat, Quim Torra. Preguntada si esa decisión podrá estar tomada antes del Pleno de los presupuestos de este miércoles, Santamaría no despejó dudas y se limitó a señalar que “cuando lo tengamos lo haremos saber porque estas cosas hay que hacerlas con mucha seriedad”. La vicepresidenta agregó que, a diferencia de Torra, que hace “estas cosas corriendo”, el Ejecutivo español actúa con “mucha seriedad y mucho rigor”.

Rajoy considera que la elección como consellers de dos presos y de dos huidos es “una nueva provocación”. Mientras se lo piensa el 155 sigue vigente ya que la intervención de la Generalitat no acabará hasta que todos los consellers tomen posesión de sus cargos después de que aparezcan sus nombres en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC). Pero el alargamiento del 155 se cruza con su necesidad de aprobar los presupuestos y para ello necesita el apoyo del PNV que en su día comprometió su respaldo a la retirada del 155 en Catalunya.

En esta encrucijada, el Gobierno español sopesa qué le sale más a cuenta y le asaltan dudas. “Nombrar a dos consellers que están en la cárcel y otros dos que están huidos de la Justicia, que ni siquiera pueden ir a su trabajo o tomar posesión, a todo el mundo le genera dudas”, manifestó Santamaría, para recordar que al Gobierno le corresponde “autorizar esa publicación” del decreto con los nombramientos de los consellers.

“Tenemos que analizarlo muy bien porque nosotros también tenemos una obligación, que es defender los derechos de los catalanes y cómo le explicamos a los catalanes que van a tener un conseller de Salud que sencillamente vive en Bruselas”, insistió en referencia a Toni Comín.

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, rechazó ayer que Catalunya pueda contar con un Govern “inviable” y confió por contra en que pronto haya uno que respete la ley y esté dispuesto a dialogar “en serio”.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, pidió al president Torra que “rectifique” sobre nombrar consellers a huidas o en prisión. “Espero que Torra rectifique y se dé cuenta de que estas personas no pueden ser consejeros, ni de Catalunya, ni de ningún sitio, ni de nada”, ha advertido Hernando, quien ha recordado que ni el expresident de la Generalitat Carlos Puigdemont consiguió ser investido a distancia.

RIVALIDAD ENTRE SANTAMARÍA Y COSPEDAL