Cartas a la Dirección

Una enorme mancha negra

IÑIGO ODRIOZOLA - Lunes, 21 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Leo con perplejidad un artículo del alcalde de EH Bildu de Azpeitia, Eneko Etxeberria, donde en un ejercicio de funambulismo difícil de calificar, el político de la izquierda abertzale se nos presenta como un académico que solo estuviera preocupado por el rigor de la investigación académica en relación con las violencias de diferente tipo que ha experimentado Euskal Herria. Creo que la gran mayoría de este país está de acuerdo con el planteamiento de esclarecer la verdad y de defender los derechos humanos frente a cualquier violencia venga de donde venga, del terrorismo de ETA, del GAL o la violencia de algunos hombres malos a las mujeres. Tenemos un importante ejercicio por delante pero existe una voluntad clara y mayoritaria de los vascos por llevarlo a cabo. No obstante, lo que muchos vascos echamos en falta es que los dirigentes de Bildu nos digan que lo de ETA estuvo muy mal, que la maldad desnuda, las actitudes mafiosas y la violencia de aniquilación al diferente que demostró ETA y su comprensión por parte de un importante sector de nuestra sociedad, constituyen una enorme mancha negra en la historia de este pueblo que debe ser reconocida y condenada. Hasta ese momento de reconocimiento y condena explícita, quería decirle al alcalde de EH Bildu -que es alcalde de Bildu desde aquellos tiempos oscuros donde ETA todavía nos apuntaba con el dedo a muchos vascos-, que no tiene ni la legitimidad ni la credibilidad para presentar ningún tipo de análisis con vocación objetiva y desinteresada;deje que ese ejercicio lo hagamos, en su caso, los vascos que padecimos como pudimos todas las violencias.

Secciones