hasta el 1 de julio

El Photomuseum muestra carteles originales del Mayo Francés del 68

Cartel de Atelier Populaire, lugar de creación donde se produjeron más de 400 diseños diferentes
Obra que critica el medio de la televisión.

La muestra, que reúne obras de un grupo de estudiantes llamado Atelier Populaire, se puede visitar hasta el 1 de julio

Ane Roteta - Lunes, 21 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Zarautz - Este año se conmemora el 50º aniversario del llamado Mayo del 68 o Mayo francés, por lo que el Photomuseum de Zarautz ha aprovechado esta efeméride para presentar una amplia selección de carteles originales de aquella revolución, pertenecientes a la Colección Paul &Annie Azoulay. La exposición se podrá visitar hasta el próximo 1 de julio.

Tal y como recuerdan desde el Photomuseum, la protesta estudiantil de Mayo del 68 fue inicialmente “una expresión contra-cultural y anti-autoritaria, pero cuando se sumaron a ella los trabajadores, adquirió un matiz social y político”. Así, se desarrolló en un contexto cultural y social de ruptura contra el ambiente tradicional y rígido que se generó al final de la 2ª Guerra Mundial, y al mismo tiempo, nacieron movimientos como el pacifismo, el movimiento hippie, el rock, el feminismo o la liberación sexual.

Más de 400 diseños En este efervescente contexto social, el cartel fue elegido como uno de los medios más eficaces para trasladar a la opinión pública el pensamiento revolucionario del Mayo francés, y un grupo de estudiantes de Bellas Artes creó el Atelier Populaire, lugar de creación donde se idearon y produjeron más de 400 diseños diferentes, de los que se llegaron a imprimir más de 500.000 unidades. Los carteles que se presentan en el Photomuseum son originales, por lo que los amantes de la historia tienen una excelente oportunidad para conocer esas obras colectivas.

“Firmaban las obras bajo el nombre de Atelier Populaire, que elaboraban de manera colectiva. Trabajaban las 24 horas del día, en asamblea se discutía sobre la imagen y el mensaje a comunicar. Posteriormente se pasaba al taller donde se iban produciendo en cadena: unos dibujaban, otros imprimían, cortaban y otros empapelaban la ciudad por la noche”, explican los organizadores de la muestra.

Los carteles que empapelaron las calles contenían tanto “consignas ideológicas como mensajes o informaciones claves para la revuelta”, y es que era el método elegido para comunicarse porque consideraban que la televisión, la radio y los periódicos estaban manipulados y sometidos al control del Estado.

Secciones