goierri

Los cañonazos y fusiles toman Ordizia

En el parque Barrena de Ordizia, lugar de la representación, los liberales defienden la villa mientras los carlistas atacan entrando por el centro del parque.
Los carlistas toman ventaja utilizando lo cañones contra los liberales.
Decenas de personas yacen en el suelo muertos por el combate.

la villa asiste a la primera de las dos representaciones del sitio de 1835, que finaliza hoy con la rendición de los liberales

Reportaje y fotografías de M. Aranburu - Domingo, 20 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

El parque Barrena de Ordizia se convirtió ayer en un gran campo de batalla donde tuvo lugar la representación del asedio de 1835. Más de 200 personas participaron en este acto, que se sitúa dentro de las actividades del 750º aniversario de la villa de Ordizia.

En ese contexto de la primera guerra carlista, Villafranca se convirtió en bastión liberal. Armados con apenas 600 fusiles y el cañón Maribaratza, los liberales ordiziarras fueron capaces de hacer frente durante más de una semana a las tropas carlistas hasta que no pudieron más y se rindieron. Y en la jornada de ayer representó la primera parte del asedio. Por la mañana comenzaron a llegar al parque las tropas donde acamparon. Entre ellos estuvo el conocido forense Pako Etxeberria, que explicó cómo se trataba a los heridos en combate en la época y cómo se realizaban operaciones y amputaciones. Al mediodía las tropas desfilaron por el casco histórico de Ordizia y el plato fuerte arrancó a las 17.00, ya que después de la reunión de los oficiales comenzó la batalla.

Justo en frente del palacio Barrena estaban las tropas liberales, mientras que los carlistas atacaron por la parte de abajo, por la zona donde están los estanques. Cientos de disparos y cañonazos ensordecieron la localidad, mientras los vecinos se acercaron curiosos a ver esta espectacular representación. Pero no solo miraron, ya que muchos de ellos también participaron con gritos y aplausos, entusiasmados con la posibilidad de revivir la cruenta batalla que enfrentó a sus antepasados hace casi 200 años.

Hoy continuará la guerra y tendrá lugar el segundo asalto, el bombardeo y la rendición final de los liberales. Este acto comenzará a las 12.00 horas y terminará con final feliz, con la confraternización de los dos bandos y el desfile hacia la Plaza Mayor. Un acto que marcó el futuro de la localidad y que con la representación lo han recuperado para el presente.

Secciones