Cannes premia con la Palma de Oro una cruda visión de la pobreza

El máximo galardón del festival ha sido para el japonés Hirpokazu Kore-eda por la película ‘Shoplifters’

Domingo, 20 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

cannes - El japonés Hirokazu Kore-eda se llevó ayer la Palma de Oro de la 71ª edición de Cannes con Shoplifters, una cruda visión de la pobreza, mientras que Spike Lee consiguió el Gran Premio del Jurado por BlacKkKlansman, una ácida comedia sobre la discriminación racial.

Kore-eda era uno de los nombres que aparecía en las quinielas de premios de la edición, pero no así Spike Lee, que triunfó con su historia de un policía que se infiltra en el Ku Klux Klan en los años 70.

Más previsibles fueron los premios de interpretación, para el italiano Marcello Fonte por su espectacular papel de cuidador de perros en Dogman, de Matteo Garrone, y para la kazaja Samal Yeslyamova, por la mujer desesperada y que vive en la miseria en Ayka.

Entre las sorpresas de la noche, la Palma de Oro especial del jurado para Jean-Luc Godard, que presentó en competición Le livre d’image, por ser un artista que ha hecho “avanzar el cine, que ha sobrepasado los límites y que busca redefinir esos límites”. El polaco Pawel Pawlikowski se fue con el premio a mejor dirección por la excelente Cold War, mientras que la libanesa Nadine Labaki, a la que muchos apuntaban como ganadora de la Palma de Oro por su dura historia de niños en la calle en Capharnaüm, se tuvo que contentar con el Premio del Jurado. - Efe

Secciones