HOmenaje final en Artaleku

asobal el bidasoa pudo dedicar la victoria ante el sagunto a su capitán asier zubiria y a mikel redondo, eduard nonó, lancina y popovic, que no seguirán la próxima temporada

Domingo, 20 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Bidasoa-Irun 33

Sagunto 26

BIDASOA-IRUN Zubiria (p), Crowley (3, 1 p.), Kauldi (4), Renaud (2), Salinas (4), Popovic, Redondo -siete inicial-, Ledo (ps), Cavero (1, p.), Beltza, Aldaba (1), Nonó (5), Serrano (4), Azkue (5) y Lancina (3).

FERTIBERIA PUERTO SAGUNTO Bruixola (p), Inestrosa (1), Pocholo (4, 1 p.), Querín (5), Spiljac (3), Prendes, Folques (4), -siete inicial-, Chueca (ps), Zmvac (8), Ruiz (1), Celorrio, Nebot, Linares, Fernández y Bergantiño.

Marcador 2-2, 6-4, 8-7, 9-10, 14-11, 16-14 (descanso);18-15, 21-17, 23-19, 26-22, 30-26 y 33-26 (final)

Árbitros Merino Morio y Moyano Prieto. Excluyeron a los locales Beltza y Redondo y a los visitantes Spiljac (dos veces) y Zmavc. Mostraron roja directa a Prendes en el minuto 9.

Incidencias Último partido de la temporada en la liga Asobal. Alrededor de 1.800 espectadores en el polideportivo Artaleku

iRUN - El Bidasoa-Irun se impuso al Fertiberia Puerto Sagunto en Artaleku por 33-26 y pudo despedir con un triunfo a su capitán Asier Zubiria. El guardameta de Usurbil puso fin a una larga trayectoria deportiva en la que ha defendido la portería bidasotarra durante doce años en dos diferentes etapas. También colgaron ayer las botas el irundarra Mikel Redondo y Eduard Nonó, mientras que Borja Lancina e Iván Popovic se buscarán ahora otros destinos.

El equipo de Jacobo Cuétara acaba la liga con 27 puntos y en la décima posición, mejorando en un puesto la clasificación de la pasada liga.

Lo más importante del partido de ayer, en cualquier caso, no eran los puntos en juego, ya que para el Bidasoa-Irun iban a ser anecdóticos y le servirían como mucho para acabar con cuatro puntos más que la temporada pasada y para el Sagunto serían insuficientes para evitar un descenso ya confirmado semanas atrás.

El interés real de la tarde eran las despedidas de Asier Zubiria, Mikel Redondo, Eduard Nonó, que se retiran, y de Borja Lancina e Ivan Popovic. Se llevaron grandes ovaciones en la presentación, tenían pancartas alusivas y de agradecimiento y las miradas estuvieron puestas en ellos y, sobre todo, en Zubiria.

En cuanto al partido, esa intrascendencia se reflejó en el juego. A pesar de los intentos de unos y otros, no se podía llegar a la intensidad de otras tardes. Sobre todo en defensa, lo que derivó en fases de mero intercambio de goles.

Los irundarras cerraron el primer tiempo con parcial de 8-3 para ir al descanso 16-13. En la reanudación, poco que contar. Aplausos cada vez más prolongados en cada una de las paradas de Zubiria -acabó con doce- y después del 25-22 se rompió definitivamente el partido, acabando en 33-26. A cuarenta segundos del final se produjo un singular tiempo muerto, ya que no hubo instrucciones y sí ovación de un minuto para Zubiria en el centro de la cancha. - Efe

División de honor plata