El título está a un paso

Montse Puche recibió un homenaje por parte de la afición que llenó Bidebieta.
Alba Menéndez intenta el lanzamiento en el partido de ayer ante el Elche.

el super amara bera bera supera al elche y será campeón si gana el próximo viernes al zuazo en barakaldo

Néstor Rodríguez Iker Azurmendi - Domingo, 20 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Bera Bera 29

Elche 23

SUPER AMARA BERA BERA Castellanos (1), Arrojeria (4), Menéndez (0), Ezkurdia (1), Arderius (3), Etxeberria (8), Ederra (0), Gorostidi (3), Cardoso (7), Guarieiro (1), Berasategi (1), Azurmendi y Zugarrondo (p.s.). No jugaron: Ligia Costa, Ausás y Encina.

ELCHE MUSTANG Susi Sánchez (1), Giner (0), Zhukova (2), Gangel (1), Ivet Musons (2), Hernández Selva (6), Flores Adsuara (6), Ocáriz (1), Sandrín (1), Arcos Póveda (3) y Méndez García (0).

Parciales 2-1, 5-4, 8-6, 9-7, 12-10, 15-11 (descanso), 16-12, 19-13, 22-15, 24-18, 27-20 y 29-23.

Árbitros Peñaranda Ortega y Yagüe Moros. Excluyeron a Cardoso y Berasategi (2) por parte del Super Amara Bera Bera, y a Méndez García por el Elche.

Incidencias Partido jugado en Bidebieta correspondiente a la penúltima jornada liguera.

donostia - El Super Amara Bera Bera no se pudo proclamar ayer campeón, ya que el Atlético Guardés también hizo los deberes, pero el equipo de Montse Puche se impuso por 29-23 al Elche Mustang en Bidebieta y sigue líder de la Liga Guerreras Iberdrola, así que está a un paso del título. Un triunfo en la última jornada, el viernes que viene (21.00 horas) en Barakaldo ante el Zuazo, le garantizará su quinto título liguero, aunque le valdría con igualar el resultado que consiga el Guardés en su visita al Granollers para recuperar la corona liguera. Pero, tal y como sucedió ayer, el equipo donostiarra no quiere estar mirando lo que pueda pasar en otras canchas, así que jugará en Lasesarre con un único objetivo en mente: ganar.

El Elche, ya salvado, no debía ser a priori un duro obstáculo en el camino hacia la que puede ser la quinta Liga del Super Amara Bera Bera en los últimos seis años, y así fue. El conjunto donostiarra dominó el encuentro desde el 2-0 inicial y en ningún momento sufrió. Su superioridad física y su mayor motivación se hicieron patentes en la cancha de Bidebieta de principio a fin y, sin jugar excesivamente bien, las jugadoras locales dominaron con solvencia, dando incluso la impresión de que no necesitaron apretar el acelerador a tope.

Fueron dos de las extremos, Maitane Etxeberria y Adriana Cardoso, las que marcaron las diferencias en los primeros 30 minutos. Entre ambas marcaron once de los quince goles del Super Amara Bera Bera en la primera parte, que le valió al conjunto guipuzcoano para marcharse al descanso con una clara ventaja (15-11). Mientras, en la cancha de A Guarda, el conjunto gallego también ganaba, aunque con un margen menor (13-11), al Málaga.

buen debut de gorostidi Las paradas de Merche Castellanos, que incluso se permitió el lujo de meter un gol desde su portería, permitieron al Bera Bera seguir dominando con solvencia (18-13) tras el descanso. La renta era ya de cinco goles, pero aumentó hasta siete (20-13) gracias a dos goles seguidos de Anne Gorostidi, zarauztarra de 17 años que debutó ayer con el primer equipo -fue la máxima goleadora la pasada semana en la fase de ascenso a la División Plata- anotando un total de tres tantos. No pudo ser mejor, por tanto, el estreno de Gorostidi, que es la 22ª jugadora que utiliza Puche esta temporada, señal de la gran cantidad de problemas físicos que ha sufrido la plantilla y de la cantidad de veces que ha tenido que ir cambiando su plan sobre la marcha la entrenadora madrileña.

Para el minuto 45 la victoria ya estaba atada, así que la atención se desvió hacia tierras gallegas esperando un tropiezo del Guardés, situación que no se produjo porque el actual campeón liguero dominó con firmeza al Málaga durante todo el segundo tiempo. Con la imposibilidad de proclamarse campeón ayer, el Super Amara Bera Bera se dedicó a mantener la intensidad defensiva para evitar sorpresas y sellar el triunfo, en el que brillaron Etxeberria, con ocho goles, y Cardoso, con siete. El conjunto guipuzcoano se prepara ya para la última batalla: si gana el viernes al Zuazo será campeón de Liga por quinta vez en su historia, quizás la más meritoria por la gran cantidad de contratiempos que ha tenido que solventar desde el inicio del curso.

despedida

Secciones