Los expulsados de Podemos Navarra seguirán en el Parlamento

La exsecretaria general
Laura Pérez baraja un cambio de nombre del grupo parlamentario

Sábado, 19 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

iruñea - Laura Pérez, exsecretaria general de Podemos Navarra, aseguró ayer que el objetivo de su expulsión del partido ha sido “asegurarse el control” de la lista al Parlamento y afirmó sentirse “maltratada” por la dirección del partido que, a su juicio, le ha dirigido acusaciones graves. Asimismo, avanzó que es posible que el grupo parlamentario cambie de nombre, ya que cuatro de sus siete miembros son críticos con la dirección.

Pérez ofreció una rueda de prensa junto a los parlamentarios Carlos Couso y Rubén Velasco y aseguró que desde el minuto uno en el que fue elegida secretaria general del partido en el año 2015 ha recibido “distintas formas de acoso y hostigamiento, ataques machistas, obstrucción interna, puenteo, difamaciones y conspiraciones”.

La exdirigente del partido quiso dejar claro frente a las “burdas acusaciones” por las que ha sido expulsada que volvería a hacer lo mismo. “En todo momento mi acción política ha venido marcada por un programa, por un mandato popular y por un compromiso que adquirimos en 2015 cuando fuimos elegidas, que nos ha llevado a actuar con lealtad al acuerdo programático y al cuatripartito”.

Sobre la situación en la que queda ahora el grupo parlamentario de Podemos y si barajan cambios en el nombre, afirmó que están abiertos a todo. “Tendrá que ser en esos foros de debate y en esos espacios abiertos a toda la militancia donde se tomen esas decisiones”, comentó.

Admitió que ya no puede seguir hablando en nombre de Podemos y aseguró que le cuesta “seguir llevando el apellido de una organización” que siente que le ha “maltratado”. En este sentido, recordó que a los parlamentarios que le han apoyado se les ha tachado de “ilegítimos” y remarcó que “si la mayoría de este grupo parlamentario es considerado ilegítimo, es posible que el grupo parlamentario ya no tenga por qué llevar el nombre de un partido que reniega de él”.

En cualquier caso, destacó que en el año que resta de legislatura queda “mucho trabajo por hacer dentro del Parlamento, muchísimos compromisos por cumplir” y garantizó que con sus votos quieren ser “determinantes” a la hora de “exigir el cumplimiento de dichos compromisos enmarcados en el acuerdo programático y en nuestro programa”. - Efe