Cartas a la Dirección

Itziar y la ELM

Unai Lekube Aranberri, Debako EAJ/PNVko Lehendakaria eta udal zinegotzia - Viernes, 18 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Todos sabemos cómo empezó la ELM de Itziar y cómo el anterior gobierno de Bildu enfrentó a debarras entre sí por la obstinación de llevar adelante su proyecto a pesar de la amplia oposición al mismo, tal y como quedó patente en las siguientes elecciones.. Una mayoría de debarras legítimamente se movilizó en contra y Debarren Ahotsa ganó las elecciones comprometiéndose a deshacer el entuerto. Han transcurrido tres años y aún no se ha tomado ninguna decisión. Ahora parece que hay dudas entre la modificación o la disolución de la ELM.

EAJ/PNV siempre ha dejado claro que no está en contra de la descentralización de servicios y la autogestión del medio rural. Votamos en contra de este modelo de ELM, no contra Itziar ni el resto de barrios. El conflicto está en la territorialidad y todos lo sabemos. Demos pasos para buscar un acuerdo consensuado.

Desde EAJ/PNV ponemos en valor el trabajo realizado por los vecinos en la dinamización y autogestión de los barrios y reconocemos su trabajo. El Ayuntamiento de Deba por sí solo no puede dar respuesta a las necesidades de todos los barrios y la descentralización se ha demostrado como una herramienta válida para mejorar los servicios de Deba en el entorno rural. Apostamos por ello y lucharemos por llegar a una solución válida para todos . En ningún momento pasa por nuestra cabeza deshacerlo todo y no plantear soluciones.

Tenemos muy clara nuestra postura y así se lo hicimos saber hace varios meses a Debarren Ahotsa. Desde EAJ-PNV esperamos que impere el sentido común y tratemos de buscar acuerdos y soluciones que satisfagan a todos.

El club sabrá a quién contratar, pero me gustaría que el nuevo técnico no permita la “autocomplacencia y mantenga a todos los jugadores con la máxima tensión para que no caigan en la relajación”, un mal endémico de la Real de los últimos tiempos. Motivador y con los conceptos claros sobre el juego a desarrollar, en caso de acertar, los aficionados disfrutaremos bastante más de lo que hemos hecho esta última temporada. Imanol, entrenador de las últimas jornadas, ha maquillado un año nefasto, porque entre otras cosas, Eusebio, no supo dar con la tecla adecuada para dar la vuelta a una situación que se había vuelto insostenible.