Larrea no presidirá la Federación española

Luis Rubiales respondiendo a los periodistas tras conocer su triunfo sobre Larrea. (Foto: Efe)

Luis Rubiales se convierte en el nuevo presidente de la entidad con 80 votos, 24 más que el donostiarra, y anuncia que encargará una auditoría

Viernes, 18 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

las rozas (madrid) - Juan Luis Larrea no presidirá la Federación Española. Luis Manuel Rubiales se convirtió ayer en el nuevo presidente de la entidad con el respaldo de 80 votos de los 137 emitidos frente a los 56 del guipuzcoano, y de una única papeleta en blanco.

“El cambio imparable” que Rubiales convirtió en su lema de campaña se inició ayer en el salón Luis Aragonés de la Ciudad del Fútbol, donde el abrazo a Larrea nada más ser proclamado presidente fue su primer gesto y hacer “una federación para todos” su primer mensaje. Después anunció que en breve hará una auditoría.

Lo dijo después de dos horas y cuarto de votación, en la que los asambleístas accedieron uno a uno para entrar en una cabina y marcar el nombre de su elegido. Después tocó una media hora de recuento voto a voto, en voz alta, por parte del presidente de la mesa electoral, el presidente del club San Vicente, con el que fue acabando el suspense.

Necesitaba 70 votos (mayoría absoluta) para evitar una segunda votación y su nombre empezó a sonar reiteradamente hasta alcanzar esta cifra, que luego estiró hasta 80, y sumar 24 más que Larrea, el tesorero de la Federación desde 1988 y el presidente temporal de esta, desde la detención en julio de Villar.

Las elecciones de ayer, las primeras con dos candidatos desde 2004 cuando Villar ganó a Gerardo González (98/78), zanjaron un largo periodo de inestabilidad en la Federación, iniciado cuando Villar fue detenido en julio pasado, apenas dos meses después de ser elegido para su octavo mandato, que ahora completará Rubiales hasta 2020.

Los jugadores Iago Aspas y Pedro León fueron los únicos ausentes a la cita de la Asamblea, en la que entraron en la cabina a votar el seleccionador español, Julen Lopetegui, su ayudante José Manuel Ochotorena, y el seleccionador de fútbol sala, Jose Venancio López, o el futbolista alavés Oskar de Marcos, entre otros.

Uno de los momentos curiosos fue ver cómo Juan Padrón, el expresidente primero y de asuntos económicos de Villar suspendido durante un año por el Consejo Superior de Deportes (CSD) por su presunta implicación en la Operación Soule como este, hizo lo propio como representante del club San José de Tenerife.

Delegados de la UEFA y de la FIFA, que instó a la RFEF a tener presidente antes del 31 de mayo cuando esta anuló la votación de la moción de censura contra Villar impulsada por el propio Rubiales y luego retrasó la fecha del 9 de abril hasta ayer para los comicios, siguieron todo el proceso en la sala.

silencio de Larrea En ella Rubiales les trasladó en inglés su compromiso de lealtad y respeto, antes de la clausura de la asamblea, que también siguió in situ Manuel Llorente, el expresidente del Valencia que sonó como posible candidato y que se sumó al proyecto de Larrea, tal y como hizo el presidente de LaLiga.

Javier Tebas, horas antes, se reunió con los clubes profesionales y reafirmó su respaldo al directivo guipuzcoano, quizá traicionado por algunos que le prometieron su apoyo, y que se marchó en silencio. Larrea volverá ahora a ser el presidente de la Federación Guipuzcoana.

Rubiales si habló y anunció, entre otras cosas, la puesta en marcha “enseguida” una auditoría económica en ese organismo.

“Lo más importante es ver cómo está la casa a nivel económico, voy a poner en liza una auditoría enseguida”, aseguró. El nuevo presidente de la RFEF aseguró que pondrá en marcha “un órgano externo de transparencia y fiscalización”, y que espera esté en marcha “lo antes posible”, a la vuelta del Mundial.

Rubiales reconoció que le preocupa “mucho” la transparencia y la fiscalización, afirmó que intentará que la gestión sea “muy escrupulosa”.

Respecto a quien fue presidente durante 29 años de la Federación, Ángel María Villar, Rubiales simplemente dijo que tiene que “centrarse en defender su inocencia”. - N.G./Efe

Secciones