Multa de 7.200 euros por ocupar el corral de la cerda de Santo Tomás

Una docena de miembros de Askekintza son sancionados y critican la “desproporción” del castigo

C. Alonso - Jueves, 17 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Miembros del colectivo Askekintza, que participaron en la ocupación temporal del corral de la cerda del Santo Tomás el 21 de diciembre del pasado año, han sido multados con 7.200 en aplicación de la Ley Mordaza, según manifestaron en una comparencia pública, en la que también tomaron parte miembros del colectivo Eleak Libre, en favor de los derechos civiles en Euskal Herria.

Askekintza criticó la sanción, que consideró “desproporcionada”, y añadió: “Los que reprimen los movimientos populares con impunidad nos han asestado un gran golpe”. Los portavoces del colectivo acusaron al Ayuntamiento de Donostia de ser el promotor de la situación, por haberles denunciado tras la ocupación del corral, así como la “complicidad del Gobierno Vasco”.

Según explicaron los representantes del colectivo animalista, en los últimos años han tratado de ponerse en contacto con el Ayuntamiento de Donostia en distintas ocasiones con el fin de debatir acerca del uso de los animales en actividades como la feria de Santo Tomás, donde el animal se exhiben tradicionalmente en un corral a lo largo de toda la jornada en la plaza de la Constitución. Sin embargo, según añadieron, ante la falta de respuesta de la institución local, el colectivo tomó la decisión de adoptar “otra vía”. “Mediante la resistencia pasiva”, dijeron, una docena de activistas del movimiento antiespecista se metieron en el recinto destinado a la exposición de la cerda Úrsula antes de que el animal fuese introducido en el lugar, con el fin de denunciar que “exponer durante doce horas a un individuo que quiere ser libre y tiene la capacidad de sentir como si fuese un objeto es injusto”.

Los participantes en la acción estuvieron sentados unos minutos hasta que fueron retirados del lugar por miembros de la Guardia Municipal, que acudieron al lugar tras ser llamados por la organización de la feria. Posteriormente, el colectivo dio a conocer la acción que había protagonizado a primera hora de la mañana.