Sánchez pide reformar el delito de rebelión para adaptarlo al ‘procés’

El líder socialista quiere “actualizar” la figura penal para no restringirla solo a golpes militares

Txus Díez - Jueves, 17 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, propuso ayer en una entrevista al programa Los Desayunos de TVE una reforma ad hoc del código penal español para poder aplicarlo al soberanismo si persiste en su apuesta por la independencia. Sánchez cree necesario “actualizar” la ley para poder aplicarla a los “responsables políticos que utilizan su posición para subvertir el orden constitucional”.

Dicha figura delictiva, tipificada en 1995, está vinculada a golpes militares y “no se corresponde al tipo de rebelión sufrida estos últimos meses” por parte del Gobierno catalán, señaló Sánchez, y por ello defendió adaptarlo para garantizar la “defensa de un bien jurídico como la Constitución” frente a los “hechos inimaginables hace años” de los secesionistas catalanes, informa Efe.

Se da la circunstancia de que tanto desde Alemania como desde Bélgica se ha rechazado aplicar dicho delito, o sus equivalentes en los respectivos países, a la actuación del Govern de Puigdemont, precisamente porque en estas jurisdicciones se exige un nivel de violencia expresa capaz de doblegar a un gobierno (Alemania) o resistencia a la autoridad policial, en el caso belga.

Sánchez prevé superar estas dudas jurídicas, al menos dentro del territorio español, mediante una reforma expresamente pensada para Catalunya, aunque sin carácter retroactivo, que el PSOE apoyará si la presenta el Gobierno o la llevará al congreso si Rajoy no la propone.

No es probable que el Ejecutivo del PP recoja el guante, habida cuenta de que la portavoz del PP en la Comisión de Justicia del Congreso, María Jesús Moro, apeló a la “prudencia” tras conocer la propuesta, informa Europa Press. En todo caso, dijo, los populares aceptarían una reforma para mejorar el Código Penal “con carácter general”, y de hecho señaló que desde el inicio de la legislatura el Gobierno y el PP tienen la intención de emprender “una revisión general” para “mejorar el Código Penal”, que ha sido objeto de numerosas modificaciones parciales en los últimos años.

Por su parte, el portavoz económico del PDeCAT en el Congreso, Ferrán Bel, advirtió de que sería “un escándalo” reformar el Código Penal si es para “adaptarlo a la situación de Catalunya”. El diputado del PDeCAT recalcó que si el objetivo es adaptar el Código Penal al siglo XXI, como señaló Sánchez, “llega 19 años tarde”. “Si es para , me parecería un escándalo”, ha apostillado.

También Unidos Podemos censuró la idea de Sánchez, porque no cree que sea el tema más relevante que precise actualización y porque, a su juicio, sólo pretende señalar e identificar al “enemigo político”. Así lo puso de manifiesto el portavoz de Justicia de Unidos Podemos en el Congreso, Eduardo Santos, para quien el PSOE persigue “judicializar” una vez más la política dando un tratamiento penal a un conflicto estrictamente “político”, en lugar de asumir su “responsabilidad” para solucionarlo por la vía del “diálogo”.

El diputado morado consideró “una mala técnica” legislar “en caliente” y al hilo de un caso concreto, como es el caso de Catalunya, sobre todo porque ya se han cambiado tipos penales en el vigente Código Penal por casos concretos, entre los que citó los de Sandra Palo o Marta del Castillo.

Secciones