El PP hace un guiño a los jeltzales y anuncia que apoyará sus enmiendas a las cuentas

| El PNV podría dejar que superen la tramitación en comisión con la expectativa del fin del artículo 155

M. Vázquez - Jueves, 17 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - Los partidos abordaron ayer el debate de las enmiendas parciales a los presupuestos de Mariano Rajoy en la comisión del Congreso de los Diputados, el último trámite antes de la votación del proyecto en el Pleno entre el miércoles y el jueves de la próxima semana. Aunque no existe un acuerdo entre PNV y PP porque los jeltzales solo negociarán cuando cese la suspensión del autogobierno catalán en aplicación del artículo 155 de la Constitución española, sí existe la expectativa de que Catalunya recupere sus instituciones en las próximas horas, cuando tome posesión hoy como president Quim Torra y designe a su equipo de gobierno. En ese sentido, los populares comenzaron a preparar ayer el terreno aceptando al PNV sus enmiendas sobre la subida generalizada de las pensiones, y también sobre las obras en el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo en Gasteiz. Ayer votó a favor de esas propuestas.

Además, se filtró a las agencias informativas que había un acuerdo para aprobar los más de 60 millones en inversiones planteados por el PNV, algo que desmintió a este periódico el Grupo Vasco, que solo reconoció que se han transaccionado algunas propuestas. No existe un acuerdo y, por lo tanto, no tienen ninguna garantía de que el PP vaya a votar todas sus enmiendas parciales. El trámite en la comisión acabará mañana y, hasta entonces, continuarán sometiéndose a votación por secciones las aportaciones de todos los partidos.

Si el PNV viera una voluntad de acordar por parte del PP porque aceptase buena parte de sus enmiendas, se inclinaría por permitir que continúe la tramitación de las cuentas. En la votación final en comisión, el Gobierno español necesita 176 escaños, y el PNV estaría dispuesto a darle sus cinco votos. Todo ello, en previsión de que el 155 se levante en las próximas horas. El grupo liderado por Aitor Esteban ganaría tiempo hasta la votación definitiva en pleno la próxima semana, donde aún podría hacer caer el proyecto. Se trataría de seguir el mismo esquema que en el trámite de las enmiendas a la totalidad, cuando el PNV también permitió que las cuentas superasen el trámite sin que ello prejuzgara su posición definitiva.

Si cayera el artículo 155 antes de la votación del jueves de la próxima semana, el PNV podría emprender una negociación a contrarreloj con Rajoy. El PP ha dado su visto bueno, por ahora, a su principal demanda: la subida generalizada de las pensiones con arreglo al IPC y la evolución de los precios, una mejora en las prestaciones de viudedad, y retrasar hasta 2023 la aplicación del factor de sostenibilidad, que iba a suponer una nueva rebaja en las pensiones al vincularlas con la esperanza de vida. Para el incremento de este año se tomará como referencia el IPC del año pasado (1,6%). El próximo año, el aumento será del 1,6% o el IPC del momento. En las pensiones de viudedad, se eleva la base reguladora (el porcentaje de la pensión del fallecido que percibe el viudo o la viuda) desde el 52% hasta el 56% este año, y un 60% el próximo.

El PNV dio ayer un perfil bajo a este trámite porque no ofrece una fotografía definitiva. Todo está en el aire, a la espera del 155.

las enmiendas

60 millones de euros. La comisión de Presupuestos está revisando las enmiendas del PNV, y ayer dio el visto bueno a las referidas a la subida de las pensiones y el Memorial. En las próximas horas, el PP emitirá su veredicto sobre los más de sesenta millones en inversiones que ha planteado el PNV para los tres territorios de la comunidad autónoma y Nafarroa. Reclama partidas para la regeneración del puerto de Pasaia, el intercambiador ferroviario de Riberas de Loiola, el laboratorio de innovación en educación digital de la Universidad de Mondragon, el restablecimiento de las 24 horas en el aeropuerto de Foronda, obras para el regadío en Araba, la plataforma de Jundiz, la depuradora de Galindo en Sestao, el intercambiador de Urbinaga, el Bimep (Bizkai Marine Energy Plataform) y la supresión de pasos a nivel en Balmaseda, entre otras.