La ONU, contraria a la suspensión

China, país clave en la distensión coreana, pide flexibilidad a ambas partes

Jueves, 17 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

bruselas - El secretario general de la ONU, António Guterres, manifestó ayer su esperanza de que “prevalezca el sentido común” y se celebre la cumbre entre Corea del Norte y EEUU en junio, después de que Pyongyang anunciara que se plantea cancelar la cita.

“Espero que al final prevalezca el sentido común y espero que la cumbre tenga lugar y sea exitosa”, declaró Guterres en una rueda de prensa tras reunirse en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, y el resto de comisarios.

Por su parte, el Gobierno de China pidió ayer a Estados Unidos y Corea del Norte que sean flexibles y no desperdicien la “duramente conseguida distensión en la península de Corea”, en reacción a la posible cancelación de la histórica cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un con la que amenazó ayer Pyongyang. “Esta distensión duramente lograda justifica que las distintas partes asuman cambios, así que esperamos que estas puedan continuar el espíritu de diálogo, reconciliación y cooperación que se consiguió en la Declaración de Panmunjom”, subrayó ayer en rueda de prensa el portavoz chino, Lu Kang.

La fuente oficial añadió que los protagonistas de la distensión “deben mostrar la comprensión del otro y de sus legítimos temores” en aras de trabajar juntos para lograr confianza mutua y “consolidar la mejorada situación en la península, evitando provocaciones recíprocas”.

El portavoz chino señaló que su país “durante largo tiempo ha mantenido que todas las partes deben tomar medidas concretas para aumentar la confianza mutua” e insistió en que Pekín ha defendido siempre la “doble suspensión” para encontrar una solución política (fin de las pruebas nucleares norcoreanas a cambio del fin de las maniobras militares estadounidenses cerca de Corea del Norte). - Efe