La reforma de Anoeta llega al Parlamento Vasco

ELA exige que se creen medidas para aplicar el convenio en esta obra o que se vuelva a licitar

Jueves, 17 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El exponente más visible de la inaplicación del convenio de la construcción en Gipuzkoa se encuentra en las obras de remodelación del estadio de Anoeta en Donostia, según lleva un año denunciando ELA, quien ayer acudió al Parlamento Vasco para exigir medidas que resuelvan esta situación o, en caso extremo, que se vuelva a licitar esta operación.

El representante de ELA en la Construcción de Gipuzkoa, Igor San José, compareció ayer en la comisión de Euskera, Cultura y Deportes para exponer las actuaciones que ha llevado a cabo el sindicato abertzale con el fin de evidenciar las irregularidades detectadas.

San José consideró que, dado que este departamento del Gobierno Vasco ha aportado diez millones de euros a la remodelación del estadio de la Real Sociedad, debe implicarse y asegurar que su desarrollo se realiza en cumplimiento de la normativa laboral establecida.

La realidad, según criticó, es muy distinta y para demostrarlo aportó pruebas de irregularidades como las denuncias de ELA “constatadas posteriormente” a las subcontratas Construcciones Reis, Construcciones Maizti y EPB LDA por “constantes incumplimientos en materia laboral, fraude y falsificación documental”. Tal y como subrayó San José, estas denuncias motivaron que la adjudicataria de las obras, la UTE Anoeta Zelaia, extinguiera los contratos con estas tres empresas subcontratistas.

Esta Unión Temporal de Empresas también ha sido denunciada por ELA por los mismos motivos, junto con otras ocho subcontratas a resultas de lo cual una de ellas solicitó al Consejo de Relaciones Laborales el descuelgue del convenio de la construcción “por causas económicas y productivas”.

San José atribuyó esta decisión a que el presupuesto que ofreció le incapacita para hacer frente a las obligaciones laborales que impone a la empresa el convenio con respecto a sus empleados.

En este sentido, recordó que las obras en conjunto se presupuestaron por 50 millones de euros cuando, según los cálculos que realiza ELA con base en operaciones de características similares, debería haber ascendido a 70 millones.

San José denunció que esta licitación a la baja se ha realizado a costa de las condiciones laborales de los empleados y exigió adoptar medidas para solucionarlo. - M.M.

Secciones