El Consistorio retirará la cancha de Blas de Otero ante quejas vecinales

Aspecto de la cancha deportiva de la plaza Blas de Otero de Atotxa. (Foto: Iker Azurmendi)

Egia Bizirik y otros egiatarras critican la decisión de eliminar la pista, que se reubicará en Manteo

Arantzazu Zabaleta Iker Azurmendi - Miércoles, 16 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El Ayuntamiento de Donostia ha decidido retirar la cancha deportiva de la plaza Blas de Otero, en Atotxa, inaugurada hace menos de dos años, tras recibir “reiteradas quejas” de los vecinos que viven en la propia plaza. Fuentes municipales explican que los vecinos denuncian las molestias, balonazos y ruidos que les genera la cancha sobre todo en horario nocturno. Añadieron que el Ayuntamiento ha comprobado que las quejas están fundamentadas y ha decidido retirar la pista y trasladarla a otro lugar. En concreto, será reubicada en Manteo por Donostia Kirola.

Sin embargo, la decisión de retirar la cancha no ha sido bien recibida por otros vecinos del barrio y usuarios de la plaza. La asociación Egia Bizirik recuerda que el diseño de Blas de Otero fue fruto de un proceso participativo con los vecinos del barrio que se llevó a cabo la pasada legislatura, en el que se acordó que se instalaría esta pista polideportiva pensada, sobre todo, para niños a partir de ocho años, que no cuentan con espacios similares en la zona. También se decidió que tendría un espacio cubierto, aunque a la hora de ejecutar la reforma de la plaza, el nuevo Gobierno municipal decidió prescindir de la cubierta tras recibir cerca de 200 firmas de vecinos residentes en la zona, que alegaron que podía convertirse en un punto oscuro y peligroso por las noches.

Teniendo en cuenta que el diseño de la plaza se decidió junto a los egiatarras, Egia Bizirik critica ahora que la decisión de retirar la cancha no se haya consultado con ellos y ha pedido una reunión urgente al Gobierno municipal para buscar una solución “adecuada para todos”. La asociación asegura que, por su ubicación, la cancha se ha convertido en punto de encuentro para muchos jóvenes de los tres centros escolares del barrio (Aitor, María Reina y Zuhaizti). Mientras, en las redes sociales se ha emprendido una iniciativa bajo el nombre Haurrak kalean, Donostia biziaque critica que se vaya a retirar la cancha por el ruido que pueden generar en ella los niños y reclama que se mantenga.

Una polémica similar se vivió en el año 2009 en Amara Berri, en la plaza Olaeta-Ferrerías, cuando vecinos de la zona se movilizaron en contra de la instalación de pistas deportivas.

Secciones