La Audiencia Nacional pide volver a buscar el cuerpo de ‘Naparra’

Reclama a Francia examinar otra zona de Las Landas para hallar al joven asesinado por el BVE

Javier Encinas Ruben Plaza - Martes, 15 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Iruñea - La familia de José Miguel Etxeberria, Naparra, el joven iruindarra desaparecido el 11 de junio de 1980 en Ziburu (Iparralde), cuando tenía 22 años y pertenecía a los Comandos Autónomos Anticapitalistas, vuelve a albergar esperanzas de recuperar el cuerpo a punto de cumplirse 38 años de la última vez que fue visto con vida. A instancias de la familia, la Audiencia Nacional ha ordenado pedir a las autoridades francesas que retomen las labores de búsqueda en la región francesa de Las Landas.

Hace poco más de un año, concretamente el 4 de abril de 2017, se buscaron sin éxito sus restos en una zona boscosa entre las localidades de Brocas Les Folges y Labrit, próximas a Mont-de-Marsan. Hasta allí se desplazaron el forense Paco Etxeberria, el abogado Iñigo Iruin y los investigadores franceses que atendían un requerimiento del magistrado Ismael Moreno, titular del Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional. Moreno había reabierto la causa archivada en 2004 para tratar de localizar el cuerpo de Naparra -hecho desaparecer por el Batallón Vasco Español (BVE), que reivindicó su secuestro y asesinato en varias ocasiones-, después de que un informante vinculado a las cloacas del Estado hubiera facilitado al periodista Iñaki Errazkin pistas muy detalladas sobre su posible paradero.

El fallido intento del año pasado por dar con el cuerpo de Naparra fue un duro golpe para la familia que, sin embargo, no cejó en el empeño por continuar las investigaciones. Su trabajo ha posibilitado que ahora la sección segunda de la Audiencia Nacional haya admitido su recurso contra el nuevo archivo de la causa decretado en marzo y vuelve a reclamar a Francia que busque el cuerpo en otra zona de Las Landas.

Según informó ayer la agencia Efe, la familia argumentaba en su recurso que la búsqueda de abril de 2017 se hizo sobre la base de unas fotografías de los años 80 aportadas por los vecinos, cuando hay fotografías aéreas de la zona de esa época que sirven mejor para ese fin. Con las nuevas imágenes aéreas de 1982, la Audiencia Nacional estima que “no queda claramente constatado que estos aspectos fueran tenidos en cuenta” el año pasado, de ahí que considera “conveniente” el nuevo requerimiento a Francia.

Ahora, el tribunal atiende las peticiones de la familia para que se reabra la causa, se prorrogue la instrucción y se practiquen otras dos diligencias. Una es la de tratar de localizar los restos en otra zona distinta a la examinada. Además, pide que se tome declaración al presunto agente del CESID (antiguo CNI), que presumiblemente fue quien alertó a Iñaki Errazkin del punto más o menos exacto de donde puede estar enterrado el cadáver de Naparra.

La Audiencia Nacional intentó en su día contactar con dicho agente del CESID, pero no lo consiguió. No obstante, los magistrados creen que se pueden hacer más gestiones para intentar localizarlo y “no solo tendentes a esa búsqueda, sino para conocer sus circunstancias personales, profesionales y de su vida laboral, que, llegado el caso de ser oído en declaración, pudieran ser útiles para la valoración de su testimonio”.

La fundación Euskal Memoria ofrecerá en una comparecencia hoy en Donostia más detalles en torno a la búsqueda de Naparra.