“Ekaitz me insistía en que tenía que sufrir”

Lunes, 14 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Bilbao - Jokin Altuna acabó pletórico el partido al conseguir el billete para la final del Manomanista de Primera. El de Amezketa quiso hacer hincapié del valor de estar a “buen nivel” durante toda la temporada. Se enfrentará a Aimar Olaizola el 27 de mayo en el frontón Bizkaia en busca de la txapela de mayor relumbrón del curso.

El amezketarra analizó que “en el Manomanista puede pasar cualquier cosa. En mi anterior eliminatoria empecé perdiendo 7-0 y pude ganar. La diferencia ha estado en que al principio del partido Joseba no ha sacado bien y yo, sí”. Asimismo, el pelotari guipuzcoano añadió que “Ezkurdia después ha sacado más y era imposible quitarle. En este frontón, la pelota coge mucho vuelo y defender es difícil”. Así, el delantero declaró que “Ekaitz Saralegi me insistía en esos momentos malos en que tenía que sufrir y coger el saque. He acertado al final y me he podido llevar el partido”. Estaba tocado. “Cuando juegas muchos tantos atrás, es normal que te canses. Nos pasa a todos los pelotaris”, afirmó Altuna, quien también contempló “momentos claves”. “La suerte me ha acompañado en algunos tantos”, definió.

“He acabado con las manos golpeadas y muscularmente cargado”, remachó Jokin, quien apostilló que “Aimar y yo merecemos jugar una final, porque nos han tocado varias semifinales. Es todo un honor jugar contra él”.

Altuna disputará el próximo día 27 será su tercera final en la máxima categoría y la primera en el mano a mano. En 2016, el de Amezketa cayó ante Bengoetxea en la final del Cuatro y Medio (22-21) y el pasado año venció a Mikel Urrutikoetxea en esta misma distancia.

En la segunda división, además, disputó otra final en la jaula, perdiendo frente a Iñaki Artola por 22-8. - I. G. V./N.G.

Secciones