“El proyecto de Aldapeta estaba listo en 2015”

EH Bildu de Zarautz critica que el Gobierno ha necesitado tres años para poner en marcha el proyecto

Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Zarautz - EH Bildu de Zarautz ha recibido de manera positiva la noticia del comienzo de las obras de Aldapeta, pero han querido dejar claro mediante un comunicado que “no vamos a admitir que se nos culpe de los tres años de retraso de los trabajos”.

Tal y como señala la coalición, en 2015 el proyecto ya estaba listo para empezar, “hasta que lo bloqueó y paralizó el PNV”. “El PNV ha necesitado tres años para justificar la posición que mantuvo con el proyecto de Aldapeta hasta 2015, básicamente, para justificar su posición contra todo proyecto de Bildu. Por ese orgullo y la falta de respeto que se les debe a los ciudadanos, las viviendas y los ascensores de Vista Alegre que los zarauztarras deberían estar ya disfrutando empezarán ahora a construirse”, argumentan.

Asimismo, la coalición subraya la actitud que ha mostrado Visesa con las viviendas de Aldapeta: “Mientras ahora las va a construir, con el proyecto anterior no quiso saber nada. En 2011-2012, el Ayuntamiento, estando en una situación económica-financiera muy grave, le propuso las tierras de Aldapeta a Viesesa para su desarrollo, pero la respuesta fue oficialmente el silencio y verbalmente la negación”. Según EH Bildu, no es la primera vez que el Gobierno Vasco actúa de esta manera en Zarautz, e indican que “no podemos admitir que se pongan en un segundo plano las necesidades de los ciudadanos y se actúe de esta manera clientelista según el color del gobierno”.

Por otro lado, aclaran que, “aunque el Gobierno haya insinuado lo contrario”, en ningún momento las diferencias entre el Ayuntamiento y la Fundación Santa Ana han sido el motivo del retraso de las obras. “Esto lo corroboraron tanto los técnicos municipales como distintas sentencias del juzgado de Azpeitia, que dieron la razón al Consistorio. Nos parece sorprendente que ahora se saquen esas mentiras y excusas”, concluyen. - A.R.