Queman 30 ambulancias en Bizkaia

Imagen de las ambulancias después de que los Bomberos de Bizkaia apagaran las llamas.

El Gobierno Vasco califica de “vandálico” este “sabotaje” contra la nueva concesionaria del servicio

L. Fernández - Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Bilbao - El Departamento de Salud del Gobierno Vasco condenó ayer con “absoluta rotundidad” la quema de una treintena de ambulancias de la empresa Ambuibérica en Arrigorriaga, la nueva concesionaria de este servicio en Bizkaia, un acto de “sabotaje” que calificó de “vandálico”. Por su parte, Ambuibérica condenó también el suceso y se mostró convencida de que las investigaciones policiales “permitirán aclararlo en la mayor brevedad posible y detener al autor o autores del mismo”.

Un total de 30 ambulancias resultaron calcinadas a las 5.00 horas en un incendio que tuvo lugar en el polígono industrial Atxukarro en Arrigorriaga -donde estaban estacionados alrededor de 180 vehículos de la empresa- y otras cinco resultaron dañadas por el calor.

La consejería que dirige Jon Darpón condenó este acto “vandálico” que, según apuntó, ataca a “elementos esenciales” como son las ambulancias. “Actos de este tipo demuestran una absoluta irresponsabilidad por parte de sus impulsores y responden a comportamientos incívicos y sin la mínima ética que la sociedad vasca no puede tolerar”.

Salud también recordó que este suceso se produjo horas antes que “la empresa objeto del sabotaje, Ambuibérica, comience a prestar el servicio de transporte programado de Bizkaia, hasta ahora gestionado por la empresa Ambulancias Bizkaia (Emerbask)”.

El nuevo contrato para el transporte programado de Bizkaia es de un año de duración, prorrogable por un año más, y tiene un coste de más de 17 millones de euros. El Departamento de Salud también indicó que los “sabotajes de estos últimos días a las ambulancias en Bizkaia” -el pasado jueves hubo otro ataque en otra base vizcaína de ambulancias, la de Zorrotza, donde se pincharon las ruedas de 90 ambulancias-, “difícilmente se pueden interpretar como una respuesta a un conflicto laboral”.

Secciones