El PNV defiende a Euskadi como sujeto político tras amenazar el PP con el 155

Egibar censura que Alonso apelara premeditadamente sobre un hipotético control del autogobierno en la CAV Barrio cita que la reacción del PNV es como “matar moscas a cañonazos”

Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

DONOSTIA - La advertencia del presidente del PP de la CAV, Alfonso Alonso, al lehendakari Iñigo Urkullu sobre la posibilidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución en Euskadi sigue coleando. Aunque no lo citara veladamente, este viernes afirmó en el Parlamento Vasco que “tanto empeño en el derecho a decidir al final puede tener la consecuencia de que pierdan ustedes la capacidad de decidir que tienen”, lo que ha motivado que el PNV calificara ayer la declaración del líder popular vasco de “amenaza”. Así lo expresó el portavoz en la Cámara de Gasteiz, Joseba Egibar, quien empleó este mismo término y, a renglón seguido, contrapuso la capacidad de decidir de Euskadi en virtud a su “reconocimiento como sujeto político” por ser una concepción que está incluida en el propio Estatuto.

“El artículo primero del Estatuto dice que el pueblo vasco, Euskal Herria, en virtud de su nacionalidad y para acceder al autogobierno, se constituye en Comunidad Autónoma, y el artículo segundo habla de qué territorios constituyen Euskadi, Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, así como Navarra, si lo decidiera. Ese es el sujeto político”, apuntó Egibar ante la referencia de Alonso, que ha generado sorpresa en el PNV aunque consideraran que su declaración fue premeditada, ya que no es la primera vez que el PP en Madrid, y a rebufo de los planteamientos de Ciudadanos, se apunta a la posibilidad de aplicar el 155 en la CAV. El líder de los populares vascos “vino a decir” esa frase “porque se ve que la tenía pensada y es toda una perla”. “Esto es amenazar directamente con el 155, y distingue entre el derecho a decidir y la capacidad. O sea, la capacidad es algo equiparable a una carta otorgada que lo mismo que te doy, te quito”, apostilló Egibar en Radio Euskadi.

Según Egibar aseveró, “hay quien niega la existencia de ese sujeto político”, pero también la del euskera “como lengua propia”. Pese a esos obstáculos, aún así “puede haber consensos, no de todos en todo”, pero sí “de dos grupos, de tres, de cuatro o incluso, potencialmente, de cinco” en los trabajos para el texto de nuevo estatuto. “Pero yo creo que la radiografía sobre lo que es el pensamiento, el posicionamiento político sobre esos conceptos sí es pertinente tenerlo para que después los redactores del texto tengan una orientación de por dónde tienen que desarrollar el texto articulado, que después sería sometido a debate y a enmiendas”, incidió.

Sobre los avances que pudiera ir experimentando la ponencia, Egibar se mostró optimista. “Creo que, con independencia de que los trabajos avancen, no se trata de imponer acuerdos sino de detectar dónde están las zonas compartidas, en qué conceptos y, en su caso, sobre cada una de esas materias, cada uno dónde pone su matiz, subrayado o voto particular contrario”. Aún así, queda partido por jugar, ya que “todas esas materias” están siendo “objeto de debate” entre las formaciones.

La contestación del PP de la CAV no se hizo esperar. El parlamentario Carmelo Barrio acusó al PNV de abrazar “una exageración, una hipérbole en toda regla” ante una pregunta parlamentaria “normal y corriente al lehendakari, en este momento político, en relación con el derecho a decidir”. La reacción de los jeltzales es, a su juicio, como “matar moscas a cañonazos. No metas miedo (en alusión a Egibar), porque eso no es así. Tú sabes que eso no es así, sabes que son elementos de referencia política normal”, concluyó.

El PP ejerce de “fiscal” Durante el debate radiofónico, el PP de la CAV también se llevó una reprimenda por parte de EH Bildu. Su parlamentario y secretario general de EA, Pello Urizar, acusó a la formación de ejercer un papel fiscalizador en la ponencia de Autogobierno. Esa tarea que estarían ejerciendo los populares podría conllevar a que la aspiración “legítima” de alcanzar la unanimidad en un texto articulado que satisfaga a los partidos se convierta “en capacidad de veto si la ponemos por encima de otras aspiraciones”. En lo que respecta a Elkarrekin Podemos, la coalición de izquierdas volvió a dejar clara su postura. El futuro Estatuto“no se tiene que limitar a un encaje territorial y de competencias” sino que debe “blindar otros derechos y hablar de cuestiones como el empleo o la sanidad”, remarcó su parlamentaria Edurne García. Por último, reprendió las “propuestas maximalistas de algunas formaciones, que han supuesto un riesgo de bloqueo”.

El PSE, por su parte, abogó por dar utilidad al nuevo Estatuto y no aventurarse en un texto “que va a acabar en el Tribunal Constitucional y llevar a Euskadi a un escenario como el catalán”. Su portavoz, José Antonio Pastor, se aferró al “principio de legalidad” como herramienta para elaborar un marco “útil para la ciudadanía”. “Se puede llegar hasta el límite de la legalidad pero no se pueden sobrepasar. Intentamos llegar a buen puerto no a un callejón sin salida que provoca el estallido de un conflicto”, recalcó. - N.G.