Confebask afea a ETA que distinga entre las víctimas

Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El presidente de Confebask, Roberto Larrañaga, afirmó ayer que “no le gustó” que ETA “justificara” algunas víctimas causadas durante su trayectoria y exigió para este colectivo “respeto, memoria y justicia”. La confederación empresarial vasca se suma de esta forma a diversos agentes políticos y sociales de Euskadi que han aplaudido el gesto de bajar la persiana de la organización armada, pero no han visto con buenos ojos que se realicen distinciones entre afectados.

El dirigente de la patronal vasca realizó esta reflexión ante la disolución de ETA y los recientes pronunciamientos de la organización en los que distinguía entre las víctimas y pedía perdón únicamente a aquellas que, a su juicio, “no tenían una participación directa en el conflicto”. Larrañaga indicó que evidentemente “no les gustó” que “justificara” algunas víctimas de su acción violenta, porque “ninguna de las víctimas ha tenido justificación”.

Confebask, que ha sufrido en sus carnes la amenaza de la organización armada, sobre todo en las sucesivas campañas de extorsión que ETA llevó a cabo a través del denominado impuesto revolucionario, organizó en octubre un acto de homenaje en memoria de los 49 empresarias y directivos muertos por la acción de ETA, a los 52 que fueron secuestrados y los que fueron extorsionados. Al acto, al que acudió una nutrida representación de las formaciones políticas vascas, con el lehendakari Iñigo Urkullu a la cabeza, no fueron invitados los miembros de EH Bildu. La razón, según los organizadores, fue que no era el momento idóneo ya que había que “respetar el tiempo de las víctimas”. Ese desencuentro generó el malestar en el seno de la coalición, si bien las aguas comenzaron a volver a su cauce a finales de enero, cuando por vez primera se reunieron las delegaciones de ambas partes para abrir “un ciclo de relaciones normalizadas”. Larrañaga afirmó que el empresariado vasco no le ha prestado “excesivo interés” al comunicado de disolución, porque para la patronal el “importante” fue el que se produjo en octubre de 2011 cuando anunció el cese de su actividad violenta. - N.G./E.P.