El lehendakari afirma que el alejamiento no es “ético” ni “legal”

Urkullu denuncia que el fin del “sufrimiento” causado a las familias se plantee como una “condición política”

Sábado, 12 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

gasteiz - Iñigo Urkullu tachó ayer de “incomprensible” que “se haga del alejamiento de presos una condición política”, en relación a las nuevas exigencias que están surgiendo para derogar la dispersión de los reclusos de ETA, una vez disuelta la banda. Urkullu respondía a la pregunta del parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, quien quería conocer qué estrategia va a seguir el Gobierno Vasco para acabar con el alejamiento, al hilo de las declaraciones del lehendakari en las que afirmaba que está trabajando para alcanzar dicho objetivo y que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, es sensible a lo que se le plantea desde Euskadi al respecto.

“Desde un punto de vista ético y con todo el respeto a la memoria de las víctimas”, señaló Urkullu, la dispersión “solo provoca sufrimiento a las familias, personas que no han cometido ningún delito;y hacer sufrir innecesariamente no es hacer política, no es un comportamiento ético, y tampoco es legal según la legislación penitenciaria”.

En todo caso, recordó que no le corresponde a él “interpretar los pasos que tendría que dar el presidente de Rajoy para cambiar la política penitenciaria”. Según dijo, sus manifestaciones con respecto a la sensibilidad de Rajoy con respecto a la situación de los presos se basan en lo que ha hablado con él, y recordó además que ya ha presentado al Gobierno español su propuesta para ir acercando a los internos a cárceles próximas a Euskadi.

Puso sobre la mesa además la propuesta presentada la semana pasada en Bertiz junto con la presidenta navarra, Uxue Barkos, que pasa por generar dos espacios para el debate entre todas las fuerzas políticas, uno destinado a hacer una reflexión crítica sobre el pasado, y otro para adaptar la política penitenciaria al nuevo contexto.

Por su parte, Arzuaga pidió al lehendakari que ejerza “una actitud de reclamación, de exigencia, hacia Rajoy”, pues “tenemos urgencias, tenemos urgencias humanitarias, está la cuestión de los presos enfermos, la dispersión, el aislamiento, tenemos urgencias legales para traer la competencia de penitenciario y tenemos urgencias desde un nuevo tiempo, desde el principio de realidad, porque debemos de transitar de una política excepcional a una política ordinaria”.

El parlamentario abertzale sacó a colación las recientes manifestaciones del presidente del Gobierno y del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en torno a esta cuestión, que demuestran a su juicio que “el Gobierno español no tiene palabra”. “Desde la oferta de paz por presos de Aznar hasta las declaraciones del señor Sémper con plazo ya superado de 48 horas para acabar con el alejamiento, incluidos el señor Rajoy y el señor Zoido que también hablaron y condicionaron la desaparición de ETA al fin de la dispersión, han demostrado que no tienen palabra;y me sorprende que usted en cierta manera le otorgue esa credibilidad al señor Rajoy”.

También se refirió a las palabras de la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, quien afirmó que en este momento “no toca” derogar la dispersión. “Nos preocupa”, enfatizó Arzuaga, que también aludió a las palabras del presidente del PNV, Andoni Ortuzar. “Decía que más allá de alguna declaración de algún representante del PP vasco, rápidamente desautorizada por cierto, no percibe tal voluntad”. - T. Díez

Secciones