Mikel Aranburu

“A Xabi se le veía muy bien, pero él lo tiene claro y solo nos queda aplaudirle”

Siempre discreto, Mikel Aranburu no se ha prodigado en los medios desde su retirada hace seis años, pero el adiós de dos compañeros bien merece unas reflexiones

Marco Rodrigo - Sábado, 12 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

donostia - Esta tarde se despiden en Anoeta Xabi Prieto y Carlos Martínez. ¿Señal de que uno se va haciendo mayor?

-Es señal de que van pasando los años, sí. Justo hoy se cumplen seis desde que disputé mi último partido en Anoeta, contra el Valencia en 2012, y la verdad es que cada vez va quedando menos gente de aquel equipo.

Supongo que estas cosas son ley de vida...

-Pues sí. Hombre, no estamos ante dos casos iguales. Txarly tiene la intención de seguir en activo, es más joven. Y Xabi ha decidido dejarlo. Qué le vamos a hacer. Viendo la trayectoria que ha tenido, solo nos queda aplaudirle hoy y darle todo el reconocimiento que merece.

¿Si recuerdo la pretemporada de 2008, qué le viene a la cabeza a Mikel Aranburu?

-Fueron momentos difíciles para todos. Después de haber bajado un año antes y del varapalo que nos llevamos en Vitoria, vivimos una etapa complicada que se prolongó hasta la temporada del ascenso, cuando desde un inicio las cosas marcharon bien y nos pudimos quitar ese peso de encima volviendo a Primera División.

Se lo preguntaba porque, tras las salidas de Xabi Prieto y Carlos Martínez, ya no quedará en el vestuario ningún superviviente del verano de la Ley Concursal.

-¿No estaba Agirretxe?

En la plantilla no, aunque fue incorporándose durante la temporada. ¿No se echará en falta en el vestuario a futbolistas con el bagaje de aquella mala experiencia?

-Bueno... Muchos de los jugadores que ahora están en el equipo, aunque no vivieran todo aquello desde dentro, sí lo hicieron como integrantes de la cantera o como aficionados. Aquí todo el mundo sabe de dónde venimos y que hace no tanto tiempo se pasaron momentos complicados. Y esto permite que la época actual pueda disfrutarse en mayor medida.

Ya que me ha citado a Agirretxe... ¿Puede ser un buen relevo a la hora de asumir la capitanía del grupo?

-Hay gente que lleva tiempo en la primera plantilla con una trayectoria bastante amplia, no solo Imanol. Están Illarramendi, Zurutuza, Alberto De la Bella... Se trata de futbolistas con recorrido en el club que ya participan en el funcionamiento colectivo de la plantilla a nivel de vestuario. En este sentido, las bajas de Xabi y Txarly son importantes, pero quedan jugadores con experiencia, capaces de asumir ese rol. Imanol entre ellos.

¿Qué les espera esta tarde en Anoeta a los dos protagonistas de la jornada?

-Hombre, yo creo que el tema de las emociones es muy personal. Cada uno lo lleva de manera diferente. Pero pienso que estamos ante un día que van a disfrutar. Con el paso del tiempo lo valorarán y lo recordarán con mucho cariño. Esa es mi opinión. Pero ya te digo que se trata de algo muy personal.

¿Usted ha valorado más su despedida con el paso del tiempo?

-Yo aquel día no sabía qué actos había programados. Estaba centrado en jugar el partido. A partir de ahí, era consciente de que algo se haría después. Pero nada más. Supongo que la situación de Xabi y de Txarly, de cara a lo de esta tarde, será más o menos parecida. Al hilo de tu pregunta, sí es cierto que el paso del tiempo te va dejando un sabor de boca muy bueno, muy agradable. Es muy positivo que, últimamente, la Real esté convirtiendo en costumbre proporcionar estos reconocimientos a la gente que ha pasado mucho tiempo en el club. Seguro que otros equipos y otras aficiones lo ven con envidia.

¿Esperaba que Xabi Prieto se retirara?

-Yo tenía mis dudas sobre si iba a seguir o no. Luego, escuchando lo que ha explicado, sí parece que él lo tenía bastante claro desde el principio de la temporada. Pero es que como se le veía tan bien en el campo... Por eso no descartaba que pudiese seguir un año más.

¿Entiende su decisión? Como usted en su día, lo deja con estatus de titular.

-Xabi ha tenido mucho tiempo para pensar. Estas decisiones no se toman de un día para otro, ni de un mes para otro. Él estaría pensando en todo esto desde hace más de un año, y por lo que sea ha estimado que este es el momento de dejarlo. Siempre ha dicho que le gustaría retirarse estando bien y participando, y pienso que lo ha conseguido.

¿Podía usted pensar que aquel tímido chaval que subía a entrenar con el primer equipo tendría semejante trayectoria?

-Es algo difícil de imaginar. Viene un canterano a entrenar con el primer equipo y nunca piensas que pueda terminar logrando todo lo que ha conseguido Xabi. Pero desde el principio se le veían cosas diferentes. Y con el tiempo se ha convertido en un futbolista muy completo.

Aquel Xabi Prieto era, ante todo, un driblador...

-Se iba con una facilidad impresionante de cualquiera. Luego, con el tiempo, ha jugado más por dentro. Lillo ya le puso ahí de forma puntual, y últimamente se ha movido en el centro de forma mucho más continua. Pienso que el fútbol de banda le ha venido muy bien durante estos últimos años, a la hora de jugar en zonas más interiores.