“La Justicia no nos apoya”

Centenares de jóvenes, la mayoría de ellos menores de edad, se manifiestan en Donostia en contra de la sentencia de ‘La Manada’, en solidaridad con la víctima y para alzar la voz contra las agresiones machistas.

“Tenemos que luchar contra el machismo. Si no combatimos contra él, vamos a peor” “He sentido vergüenza hacia la Justicia de este país. Estas sentencias deberían ser ejemplares” “Todavía escucho comentarios sobre que igual la víctima de ‘La Manada’ iba provocando” “La que tiene que coger el poder es la mujer y nosotros ser los aliados que tengan al lado” “Que la víctima no oponga resistencia, no significa que solo sea un abuso” “Me indignaría bastante que mis compañeros de clase no lucharan conmigo, codo con codo” “No es solo una lucha de mujeres, también es de hombres. Queda mucho por cambiar” “Ya era hora de que acudieran también hombres a estos actos. Es un punto de inflexión” “Protesto para lograr la igualdad y una ley que nos proteja de verdad. La Justicia no nos apoya” “El de ‘La Manada’ no es un caso único. Que se culpe a la víctima se repite una y otra vez”

Un reportaje de Ruth Gabilondo. Fotografía Ruben Plaza - Viernes, 11 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Centenares de estudiantes, la mayoría de ellos menores de edad, se manifestaron ayer en Donostia contra la sentencia de La Manada, en solidaridad con la víctima y contra “los brutales ataques” que sufren las mujeres en pleno siglo XXI. Lo que comenzó como una concentración en el Boulevard de la capital guipuzcoana, acabó convirtiéndose en una manifestación y terminó en una sentada al grito de¡Escucha, hermana, aquí está tu manada!

Las protestas y las huelgas en institutos y universidades tuvieron lugar en las tres capitales vascas, así como en todo el Estado, y tenían como objetivo denunciar la resolución dictada por la Audiencia de Navarra, que consideró que los cinco miembros deLa Manada cometieron abuso sexual y no violación.

A las 12.00 horas, dio comienzo la concentración donostiarra. La portavoz del sindicato Libres y Combativas en Euskadi, Nicole Jaimes, preguntó a los asistentes si se animaban a realizar una manifestación, una petición que caló entre todos los jóvenes. Así, salieron del quiosco del Boulevard, para recorrer la calle Hernani, la Avenida de la Libertad, la calle República Argentina y volver al punto de partida.

“Después del ataque de La Manada, vimos necesario canalizar el descontento de la juventud y organizarles para seguir luchando en las calles”, aseguró durante el acto de protesta Nicole Jaimes. La portavoz del sindicato defendió que deben ser las mujeres las que lideren las manifestaciones feministas, pero “no hay que dejar de lado a los hombres”. “A mí me indignaría si mis compañeros de clase no lucharan conmigo”, indicó.

Al grito de Escucha, hermana, aquí está tu manada, No es abuso, es violación o Sola o borracha, quiero llegar a casa, los jóvenes quisieron dejar muy clara su indignación ante la sentencia de la Audiencia de Navarra y mostrar que ellos ya están dispuestos a luchar, pese a su corta edad. “Creo que es necesario que la gente joven se sume a estos actos, deberíamos estar todos aquí. Ahora mismo estamos dando un paso adelante”, afirmó Itsaso Zurutuza, donostiarra de 24 años.

A su lado, Naroa Labaka, de 18 años, consideró que “todos” deben luchar contra el machismo. “Es un problema que está ahí día a día. Si no lo combatimos, vamos a peor”. Ver a tanta gente joven, de 14 a 16 años, fundamentalmente, “hace pensar que desde pequeños se van enterando de cómo está la situación”, señaló.

Con 15 años, las irundarras Ari Cebrián y Teresa Aguilar quisieron sumarse al acto para “protestar y lograr la igualdad y una ley que proteja a las mujeres de verdad”. “Aunque ha mejorado, hoy en día hay mucho machismo. Creo que la justicia no nos apoya como debería”, aseguró Aguilar.

Y es que hay jóvenes que han tenido que escuchar cómo “se culpabiliza a la víctima de La Manada” con comentarios como “igual iba provocando”, según María Mendoza, de 18 años. “Que haya violaciones, que siempre se culpe a la víctima, que se nos cosifique... Me parece que es algo contra lo que hay que luchar y no solo hoy, sino cada día hasta que consigamos corregirlo”, manifestó Ane Miren de la Cruz, irundarra de 18 años.

Los estudiantes portaron pancartas como Con ropa o sin ropa, mi cuerpo no se toca;En España, una vida entera cuesta solo nueve años;Los violadores existen mucho antes que la minifalda;Se lo debemos a las pibas que nunca volvieron o Nací para ser mujer, no para morir por serlo. Uno de estos lemas lo exhibía Judith Llorente, de 17 años, que aseguró: “Estoy harta del machismo, de que nos vean por la calle y se crean con el derecho de hacernos lo que quieran y utilizarnos como juguetes”.