El presunto yihadista de Bilbao agredía a su expareja

De nacionalidad senegalesa, además de propinarle palizas le obligaba a ver vídeos de la yihad

Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - El presunto yihadista de nacionalidad senegalesa y residente en Bilbao, que fue detenido por la Policía Nacional el pasado martes en Lorca (Murcia), está condenado por violencia machista contra la que fue su pareja, a quien propinaba palizas e, incluso, obligaba a ver continuamente vídeos sobre la yihad para que se sumara junto a él a las filas del Estado Islámico (EI).

Fuentes de la investigación citadas por Efe destacan el perfil “especialmente violento e impulsivo” del arrestado en Lorca, donde se encontraba de paso visitando a unos compatriotas. Según estas fuentes, además de propinarle “extremas” palizas a su expareja, la golpeaba con objetos y la obligaba a ver vídeos sobre el islamismo radical. Presumía además de tener un arma de fuego y de que cuando la necesitase haría “pam, pam”, en alusión a atentar contra la población civil.

El mismo día de la operación, que se saldó con cinco detenidos en el Estado español y Marruecos, trascendió que el senegalés apresado en Lorca, de 21 años, mostraba elevados índices de radicalidad. Así, era considerado una amenaza por los investigadores al haber manifestado su voluntad expresa de realizar ataques contra la población civil empleando algunos de estos métodos violentos.

La operación policial, desarrollada bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción Número 3 y coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, desarticuló una estructura de reclutamiento y adoctrinamiento del Estado Islámico que animaba a atentar en España y otros países de Europa. Además de la detención en Murcia, la actuación conjunta de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y las autoridades marroquíes se saldó con el arresto en Abadiño de un marroquí de 33 años que residía en Durango y de otros tres hombres en Castillejos (Marruecos), localidad próxima a Ceuta.

Se da la circunstancia de que el detenido en Abadiño residía en un centro de acogida de inmigrantes en Durango, que fue registrado el martes por la Policía durante tres horas en su presencia. La investigación que ha llevado a desarticular esta célula se inició el año pasado tras dos denuncias anónimas que alertaron de los perfiles radicales que los detenidos mantenían en las redes sociales. - N.G.