El Pacto Antiterrorista se reúne sin orden del día ni contenido concreto

El Gobierno español se limita a decir que pretende “escenificar unidad” tras el fin de ETA

Humberto Unzueta - Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - El Ministerio del Interior ha convocado hoy el Pacto Antiterrorista para que los diferentes partidos políticos visualicen la unidad en esta materia tras el anuncio de ETA de que se disuelve. Nada se conoce sobre el contenido y los objetivos concretos de la reunión convocada, ni siquiera el orden del día, más allá de la protocolaria “salutación” del ministro Juan Ignacio Zoido, la redundante “valoración de la disolución de ETA” y la obligada “intervención de los portavoces” de los partidos. También dará paso a intervenciones de mandos de la Policía española y la Guardia Civil.

Previsiblemente, el tema que copará la reunión será la política penitenciaria a aplicar a los reclusos de la organización ya disuelta agrupados en el Colectivo de Presos EPPK y vinculada a ello la colaboración de los internos en el esclarecimiento de los más de 300 crímenes sin autor conocido, según algunas fuentes.

En relación al tratamiento que recibirán los presos tras el fin de la organización, el ministro Zoido insistió ayer en que “no habrá ningún tipo de impunidad” para los miembros de ETA tras la desaparición de sus “siglas” y añadió que se les exigirá que ofrezcan datos para aclarar los atentados sin firma. Esto choca frontalmente con las directrices del EPPK a sus presos que, aun aceptando las salidas individualizadas y los beneficios penitenciarios, fija como líneas rojas la delación y el arrepentimiento.

Al encuentro no asistirá el PNV porque considera que el Pacto Antiterrorista está “superado por la realidad de los acontecimientos” y se mantiene la duda de si habrá representación por parte del PDeCAT y de ERC, que ayer por la tarde no habían confirmado su participación. Los partidos que sí han asegurado su asistencia son PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos, UPN, Coalición Canaria y UPyD.

El ministro Zoido intentará arrancar una respuesta común pese a las diferencias entre los partidos políticos, sobre todo en política penitenciaria. Tanto el PSOE como Podemos defienden el acercamiento de los presos a sus lugares de origen. Los socialistas creen que es necesario, aunque sin cambiar los requisitos actuales para facilitar el acceso de los miembros de ETA encarcelados a beneficios penitenciarios, según explicó el secretario de Política Federal del partido, Patxi López. Su compañera de partido, la secretaría general del PSE, Idoia Mendia afea la ausencia del PNV, ya que considera que el Pacto Antiterrorista supone “una buena oportunidad” para que los partidos políticos declaren “la victoria de la democracia” sobre ETA.

Podemos, que asiste como observador en el Pacto Antiterrorista, sostiene también el acercamiento de los presos de ETA a sus lugares de origen, pero además respalda la transferencia a Euskadi de la competencia de Instituciones Penitenciarias. De los grandes partidos del Congreso, solo Ciudadanos respalda el mantenimiento de la dispersión de presos que contempla la legislación como medida para propiciar la desvinculación de ETA. El partido naranja defiende su permanencia mientras “haya asesinos sueltos”.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, defiende que se trata de una demanda mayoritaria de la sociedad vasca y, según él, Mariano Rajoy es “sensible” a un cambio en la política penitenciaria. Sin embargo, el Ejecutivo ha rechazado esa posibilidad de acercar presos. El propio Rajoy ha garantizado que ETA no obtendrá beneficios por su disolución y no encontrará “resquicios para la impunidad” tras sus crímenes.

Secciones