Cartas a la Dirección

‘Pancarteras’ y a mucha honra

Ione Olaziregi Mendioroz, Andoni Gartzia Arruabarrena EH Bilduko zinegotziak Astigarragan - Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Cuando se usa una firma falsa para esconder la verdadera identidad del redactor de una opinión, ¿qué decir sobre la veracidad del texto en sí mismo? Pero ante tan burdas mentiras, no pensamos darles el gusto de nuestro silencio.

El PNV dice que EH Bildu se olvidó de las 40 VPO de alquiler social y de la Casa de Cultura. Tiene narices cuando las únicas viviendas que el Ayuntamiento ha adquirido en propiedad han sido con EH Bildu. En total 22 y 6 de ellas gratis, obteniendo así un ahorro de 585.000€.

Lo peor es que a falta de recibir las 18 viviendas comprometidas, en 2017 el PNV y el PSE-EE apoyaron textualmente lo siguiente: “Con la entrega al Ayuntamiento de 16 viviendas de protección oficial y 6 viviendas libres, queda cumplimentada la previsión de entrega de viviendas de protección oficial recogida en el convenio”. Entonces, ¿quiénes y por qué perdonaron la entrega de esas 18 viviendas pendientes?

Con EH Bildu, se obligó a la promotora que la construcción de la Casa de Cultura de 5.000.000€ comenzara en el 2º semestre de 2017 y finalizara para el 1º semestre de 2019, fechas que su convenio no contemplaba. Gracias a esto han comenzado las obras. El “gran logro” del PNV ha sido que la promotora invierta 102.579€ más en la Casa de Cultura diseñada casi a escondidas, a cambio de perdonar las citadas 18 viviendas y otorgarles la posibilidad de construir otras 92 viviendas más.

Ahora, le toca a la ESO entrar en las maniobras del PNV. Aún existiendo una parcela lista para urbanizar, el PNV por arte de birlibirloque, plantea trasladar la ESO a Ergobia. Eso sí, regalando a la misma promotora el derecho a construir otras 180 viviendas más, llevándose por delante pabellones y empleos en Bidebitarte y Txalaka.

No sabemos si esto se parece al paraíso pero seguro que algunos ni en los mejores sueños imaginaban que Astigarraga iba a darles tan suculentos negocios.

Y sí, somos y seremos “pancarteras”. Ya nos criticó la alcaldesa por estar protestando en la calle junto a las pensionistas. Pues aunque le escueza, EH Bildu continuará en la calle y en las instituciones luchando y trabajando por los derechos sociales de todo colectivo desfavorecido y contra los privilegios de unas pocas personas.

Secciones