revolución

Un profundo cambio generacional

de la plantilla del ascenso solo quedarán en verano de la bella, zurutuza y agirretxe

Mikel Recalde - Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - La Real no va a ser la misma sin Xabi Prieto y Carlos Martínez. Los dos jugadores, que se despedirán de Anoeta este sábado en el encuentro ante el Leganés han quitado hierro al cambio generacional que se avecina y se han mostrado muy tranquilos con los referentes que seguirán en el vestuario y con los que irán cogiendo más peso.

Pero la realidad es que el cambio de caras va a ser tan importante que da un poco de vértigo. En las declaraciones que han realizado el capitán y el navarro también han coincidido en el que el mejor recuerdo de sus respectivas carreras era el día del ascenso en junio de 2010. Si se toma como referencia aquella plantilla que logró el billete de vuelta a la elite y que en tres años pasó de Segunda a disputar la Champions en Old Trafford, ya solo quedarán el próximo curso Imanol Agirretxe, David Zurutuza y Alberto de la Bella. Este último, con la circunstancia de que el club lo cedió al Olympiacos la pasada campaña (Illarra debutó en el último duelo).

No se trata de una promoción cualquiera, como está quedando acreditado esta semana, en la que uno de los grandes artífices de aquel éxito cuando aún era un pipiolo (Griezmann) ha acaparado las portadas de todos los medios deportivos por su traspaso al Barcelona, que, por cierto, todavía reportará otros 20 millones de euros a las arcas blanquiazules.

A estas ausencias previstas para la próxima pretemporada hay que añadir a Carlos Vela, probablemente el fichaje de campo con mejor rendimiento en estos últimos ocho cursos en Primera, e Iñigo Martínez, el que se convirtió en el más intocable por jugarlo todo siempre, que hicieron su aparición en el primer equipo txuri-urdin en el estreno de la campaña 2011-12 en El Molinón. Y, por supuesto, a Sergio Canales, que, desde que se lesionó Xabi Prieto, se ha ganado el cartel de indiscutible por el que tanto suspiraba a la hora de valorar su continuidad en la Real y que firmará por el Betis. A todo esto hay que añadir alguna posible salida más como la de Álvaro Odriozola, que se mantiene en el centro de la rumorología.

Por mucho que la respuesta de Xabi Prieto fuese contundente en la entrevista, se avecinan nuevos tiempo en Zubieta. No solo en el organigrama técnico, donde se vive una auténtica psicosis desde la llegada de Roberto Olabe, dispuesto a hacerle un lifting, sino también en una plantilla en la que se esperan muchas más noticias de lo que le suele gustar a Jokin Aperribay a lo largo de un verano.

fiesta de despedidA Lo que está totalmente confirmado es que Anoeta se prepara para vivir una tarde muy especial el sábado. Empezando por el detalle del Leganés, que ayer informó que no hará uso de su derecho a jugar de blanquiazul (en la ida lo hizo la Real por problemas con Qbao) para “unirse al homenaje a Prieto y Carlos Martínez”.

La Real publicó en su página web un texto de agradecimiento a ambos jugadores y pidió a la afición que intente ser partícipe en los actos que les van a preparar. “Dada la relevancia de estos dos jugadores, hemos preparado un homenaje de despedida, que se celebrará después del partido. Por lo que pedimos a toda la afición que haga un esfuerzo y que no se vaya del estadio una vez concluido el partido para poder dar la mejor despedida a nuestros jugadores”.

La verdad es que la hinchada realista también está muy involucrada y a través de las redes sociales han promovido que Anoeta aplauda en los minutos 2 (dorsal de Carlos Martínez) y 10 (de Xabi Prieto) como reconocimiento a ambos canteranos, aunque no estén jugando, porque para eso deberían salir en el once.

Será una tarde de pañuelos y lágrimas para honrar a dos futbolistas y personas ejemplares.