La reforma fiscal de Gipuzkoa supera su principal trámite

Jabier Larrañaga, diputado de Hacienda y Finanzas.

Las Juntas Generales aprueban el grueso de modificaciones y queda pendiente Patrimonio

“Los datos ponen en evidencia el discurso catastrofista de EH Bildu y Podemos” “Las 38 personas más ricas de Gipuzkoa dejarán de abonar 15 millones a Hacienda” “Las medidas aprobadas contribuyen a la reactivación económica y al estado del bienestar ” “El objetivo de estas modificaciones es que pague menos el que más tiene” “La fiscalidad debe contribuir a lograr una Gipuzkoa más moderna, sostenible y competitiva”

Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - La reforma fiscal superó ayer su principal trámite en las Juntas Generales de Gipuzkoa tras la aprobación con los votos de PNV, PSE y PP del dictamen que incluye el grueso de modificaciones tributarias, que afectan sobre todo al IRPF y al Impuesto de Sociedades, que fue rechazado por EH Bildu y Podemos.

La reforma fiscal, que ya ha sido aprobada en las Juntas de Bizkaia y Álava, continúa, no obstante, su tramitación en Gipuzkoa ya que aún queda pendiente la aprobación de la reforma del Impuesto sobre la Riqueza que recuperará su denominación anterior de Patrimonio.

En el Pleno de ayer también se debatieron las enmiendas a la totalidad que tanto EH Bildu como Podemos habían presentado al proyecto de norma del Impuesto sobre el Patrimonio, que no prosperaron al ser rechazadas por PNV, PSE y PP con lo que se prevé que, tras su paso por comisión, sea también definitivamente aprobado en el Pleno del 6 de junio.

La Diputación de Gipuzkoa calcula que las modificaciones fiscales acordadas en Euskadi entre PNV, PSE y PP aprobadas ayer incrementarán la recaudación de este territorio en 38,4 millones, mientras que cifra en 12,9 millones el efecto negativo que tendrán los cambios en Patrimonio que conllevan, entre otras medidas, la recuperación del “escudo fiscal”.

El diputado de Hacienda, Jabier Larrañaga, fue el encargado de defender en la sesión plenaria estos cambios fiscales entre los que destaca la rebaja del Impuesto de Sociedades del 28% al 24% para las grandes empresas y del 24% al 20% para pymes;se limitan las deducciones de las compañías por proyectos de I+D+i;y se reducen los tipos nominales al tiempo que se elevan los tipos máximos.

Las modificaciones también afectan a la deducción por alquiler de vivienda, que pasa de los 2.000 a los 2.400 euros, además de equipararse las exenciones por paternidad a las de maternidad y se amplía el periodo de compensación de pérdidas de las empresas de los 15 a los 30 años.

oposición Las explicaciones aportadas por Larrañaga no convencieron a los portavoces de EH Bildu y Podemos, Xabier Olano e Imanol Gude, respectivamente, quienes criticaron la reforma fiscal, en general, y la reforma del Impuesto sobre la Riqueza, en particular.

Xabier Olano aseguró que la reforma del actual Impuesto sobre la Riqueza beneficiará especialmente a las 38 personas más ricas de Gipuzkoa, aquellas que disponen de más de 12,8 millones de euros de patrimonio, que dejarán de aportar más de 15 millones a la Hacienda foral, mientras que perjudica a la “mayoría” del territorio.

Gude opinó que el objetivo de estas modificaciones es que “pague menos el que más tiene” y cargó contra la reforma fiscal en su conjunto, criticando especialmente que el PSE-EE apoye unos cambios fiscales de carácter “neoliberal”.

El juntero del PSE-EE Julio Astudillo defendió la armonización tributaria vasca frente a una “Gipuzkoa aislada” y se mostró convencido de que las medidas impulsadas garantizarán la suficiencia de recursos para hacer frente a las políticas públicas, reactivar la economía y generar riqueza y empleo de calidad.

La procuradora del PNV María Eugenia Arrizabalaga acusó a EH Bildu y Podemos de utilizar “conceptos y números para generar alarma” y de hacer un “teatro constante” para intentar “confundir las cosas”. La juntera explicó que la Diputación no oculta que los cambios en el Impuesto de la Riqueza tendrán un impacto negativo de 12,9 millones respecto a la normativa actual, pero subrayó que la reforma en patrimonio tiene un objetivo básico que es “frenar que los ricos de Gipuzkoa se vayan” a otros territorio porque con ellos también se van sus patrimonios, rendimientos de capital, herencias, rentas de trabajo y los IVA que redundan en Hacienda.

El procurador del PP Juan Carlos Cano abogó asimismo por contribuir desde la fiscalidad a la recuperación económica y al mantenimiento del estado de bienestar en una “Gipuzkoa más moderna, solidaria, sostenible y competitiva”. - Efe/N.G.

Secciones