Euskadi inaugura un polo colaborativo de proyectos de digitalización industrial

El Digital Grinding Innovation Hub dará acceso a todas las empresas a un espacio de ensayo y validación de sus propuestas

Maialen Mariscal Ruben Plaza - Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Euskadi ya cuenta con un espacio donde las empresas podrán ensayar, desarrollar y validar sus proyectos de investigación relacionados con la digitalización industrial, en especial las tecnologías de rectificado, además de colaborar entre ellas y con otros agentes de innovación con el objetivo de incrementar sus potencialidades y ser más competitivas.

El Digital Grinding Innovation Hub DGIH tiene su sede en las instalaciones del centro tecnológico IK-Ideko de Elgoibar y ha contado con el impulso de un grupo industrial vasco de reconocida trayectoria como es DanobatGroup.

La apuesta por este espacio de promoción de nuevas ideas de fabricación avanzada se traduce en una inversión de más de seis millones de euros en equipamiento para que las firmas industriales de cualquier tamaño puedan acceder a los recursos que requieren sus proyectos de digitalización.

La aportación a la economía de la CAV que significa crear este nuevo espacio se tradujo ayer en la presencia durante su inauguración de una nutrida representación institucional encabezada por el lehendakari, Iñigo Urkullu. La consejera vasca de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, y la diputada guipuzcoana de Promoción Económica, Ainhoa Aizpuru, también acudieron a la presentación oficial de este nodo.

El director general de DanobatGroup, Pello Rodríguez, la directora general de IK4-Ideko, Nerea Aranguren, y el presidente de Corporación Mondragon, Iñigo Ucin, ejercieron de anfitriones en la visita guiada por unas instalaciones que concentran máquinas tecnológicamente avanzadas e interconectadas entre sí, tal y como exige la Industria 4.0, con la ventaja que de este modo se puede obtener información detallada y al instante de su funcionamiento.

Este equipamiento estará al servicio de las empresas vascas que quieran hacer pruebas de sus soluciones avanzadas en etapas muy próximas a su industrialización y que no dispongan de recursos de última generación para estudiar la idoneidad de estas ideas. Este fácil acceso tendrá como consecuencia esperada la multiplicación de proyectos de Industria 4.0.

Las tecnologías de rectificado tendrán prioridad porque, tal y como señalaron ayer sus responsables, se trata de la fase más crítica de los procesos de fabricación de piezas y componentes industriales que, además, afecta a sectores estratégicos como la generación de energía, el transporte ferroviario, la aeronáutica o los bienes de equipo.

El DGIH no se limitará a ofrecer un espacio equipado para ensayos y validaciones, sino que pretende fomentar el desarrollo de proyectos de I+D enmarcados en las últimas tendencias industriales como la fabricación con nuevos materiales, las aleaciones especiales, el rectificado de geometrías complejas y el ecológico, o la optimización de la refrigeración, entre otras técnicas innovadoras.

Un apartado especial merece el esfuerzo que realizará este nodo vasco para formar y capacitar a nuevos perfiles profesionales cualificados, ante su carencia que el conjunto del tejido empresarial de Euskadi ha manifestado en numerosas ocasiones. En este polo los trabajadores encontrarán la equipación necesaria para aprender el funcionamiento de las máquinas avanzadas e interpretar los datos que generan para obtener conclusiones.

colaboración En la base de esta iniciativa se encuentra la colaboración. Por un lado, la relativa a las empresas participantes, que tienen una ocasión de compartir proyectos de fabricación avanzada que quizá no podrían abordar de manera aislada. Pero el Digital Grinding Innovation Hub también pretende implicar a otros agentes como centros tecnológicos, universidades, proveedores, usuarios y startups para crear un clima de cooperación más amplio y fructuoso.

De momento, ha conseguido la colaboración de entidades como la Universidad del País Vasco, Mondragon Unibertsitatea y el Instituto de Máquina Herramienta. Agentes de la Red Vasca de Ciencia y Tecnología también cooperan en la iniciativa, así como entidades internacionales especializadas en fabricación industrial de alto valor añadido de Alemania y Francia.

líneas

Experimentación. El objetivo principal del DGIH radica en crear un espacio para que las empresas puedan ensayar, desarrollar y validar sus soluciones avanzadas dirigidas a la fabricación digital, en especial aquellas que por sus dimensiones tienen difícil acceder a tecnologías de última generación.

Impulso innovador. Este nodo también fomentará el desarrollo de proyectos de I+D centrados en sectores estratégicos de la economía vasca como la aeronáutica, el transporte ferroviario o la generación de energía.

Formación. En respuesta a la demanda del tejido empresarial vasco, el polo innovador dedicará un esfuerzo especial a formar y capacitar a nuevos perfiles cualificados.

Colaboración. La base de su funcionamiento se encuentra en la cooperación. Tanto de empresas entre sí, como con agentes relacionados con la innovación como universidades, centros tecnológicos o instituciones sectoriales especializadas.

la cifra

6

millones de euros es el presupuesto destinado a equipar las instalaciones de Elgoibar.