“No me voy porque tenga otro equipo”

El Leganés arropa a Garitano, que se va “para buscar algo diferente”, en un emotivo acto de reconocimiento

Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

madrid - Asier Garitano quiso dejar claro ayer que el anuncio de su marcha del Leganés a final de temporada no responde a que haya llegado a un acuerdo con algún otro equipo para dirigirle la próxima campaña, aunque son muchos los clubes a los que se le ha vinculado, entre ellos la Real, con la que ya ha mantenido contactos a través de Roberto Olabe.

Acompañado por la presidenta del club Victoria Pavón, por los miembros del cuerpo técnico, empleados y por amigos, el técnico vasco reprodujo la foto del día de su presentación y visualizó un vídeo que repasaba su trayectoria antes de lanzarse a hablar en solitario. “No siento esto como una despedida. Igual el Garitano entrenador sí porque he decidido no volver a renovar o entrenar al Leganés pero esta ciudad me hizo Hijo adoptivo y los hijos no se van nunca. Igual se van de casa pero siempre están ahí y vuelven. Me siento así. Yo soy uno de vosotros, soy un hijo de esta ciudad y absolutamente siempre voy a estar aquí”.

Abundando sobre las razones de su marcha, el técnico guipuzcoano señaló: “Yo he exigido mucho a todos y creía que tenía que exigirme a mí también un poco más, que era el momento de decir hasta aquí hemos llegado. Pero no he decidido irme porque tenga otro equipo”, explicó en un emotivo acto.

“No hay absolutamente nada. Sentía que era el momento y ya está. La decisión que he tomado con mucha gente aquí, con algunos jugadores, la he tomado conmigo mismo. No puedo ser diferente a lo que yo creo o a lo que yo he hecho en este club en estas cinco temporadas”, declaró.

“Decidí no renovar, poner punto final e intentar buscar algo ni mejor ni peor, diferente. A día de hoy no hay nada y no les puedo decir nada a los miembros del cuerpo técnico porque no hay a donde poder ir. Veremos qué pasa, cada sitio es diferente. No sé si voy a tener posibilidad de poder trabajar”, comentó. Ahora queda libre a la escucha de ofertas para sentarse en otro banquillo más adelante. Si no, seguirá residiendo en Leganés. Además, afirmó que no ha habido ningún hecho concreto que haya motivado su salida: “Son más las sensaciones de uno mismo. Ha sido decir hasta aquí hemos llegado, este es el momento”.

A la hora de hacer balance, reconoce que se va con una espina clavada: “Me hubiera gustado ganar la Copa”.

Por su parte Victoria Pavón, presidenta del Leganés, agredeció a Garitano su extraordinaria labor en el club y le deseó la mejor de las suertes. “Ha sido muy fácil trabajar con Asier porque es una persona sencilla, humilde, muy normal. Solo nos queda aceptar su decisión y desearle un futuro lleno de éxitos, nada más”, añadió. - N.G./Efe