El Ayuntamiento destinará 560.000 euros a actuaciones en puntos críticos

Evaluará las intervenciones realizadas hasta ahora para comprobar si son efectivas

A. Zabaleta - Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El Ayuntamiento de Donostia invertirá este año 560.000 euros en distintas actuaciones dirigidas a reducir la inseguridad que generan los denominados puntos críticos y a nuevas campañas de sensibilización. En total, la concejala de Igualdad, Duñike Agirrezabalaga, concretó que se desarrollarán algo más de una veintena de actuaciones de distintos tipos.

Entre las intervenciones concretas, citó la semaforización de Katalina Eleizegi, la mejora del apeadero de Ategorrieta, del pasadizo de Oleta, de las escaleras de la estación de Herrera-Bidebieta o la limpieza del túnel de Zorroaga, así como la intervención en la zona de Podavines y la colocación de más cámaras en los ascensores de la ciudad. Hasta ahora se han instalado cinco en los elevadores del Aquarium, Sagüés, Cristina Enea, Egia y Aizkorri, con un objetivo disuasorio y también para poder tener pruebas en caso de que haya algún tipo de agresión.

Agirrezabalaga destacó, además, que se va a hacer una evaluación de las actuaciones realizadas hasta ahora en distintas zonas, con el objetivo de saber si las mejoras son efectivas o no. Destacó, asimismo, que las agresiones ocurridas en 2017 no han tenido lugar en los catalogados como puntos críticos, sino en zonas más abiertas y que, en principio, parecen más seguras. “Es cierto que la inseguridad o el miedo son sensaciones, pero son reales y hay que actuar para reducirlas”, declaró la concejala.

En la actualidad hay catalogados casi medio centenar de lugares como puntos críticos y en breve se pondrá en marcha la versión digital del mapa que permitirá que se vaya actualizando. “El mapa de puntos negros nació con un carácter dinámico, vivo y abierto a las sugerencias de asociaciones y grupos de mujeres”, recordó.

dbus Además de intervenciones concretas en los puntos críticos, se continuará con las campañas de sensibilización en colectivos como el de los taxistas y agentes de movilidad y los talleres para jóvenes.

Agirrezabalaga añadió que esperan, además, poder implantar este mismo verano el servicio de paradas a demanda en los autobuses nocturnos de Dbus. La concejala recordó que la compañía está estudiando distintas posibilidades y posibles soluciones, así como negociando con las compañías de seguros, que pondrían pegas a la posibilidad de bajar viajeros fuera de los espacios reservados a las paradas. Así, parece que gana fuerza la opción de las paradas intermedias habilitadas por la noche, lo que permitiría a los chóferes dejar a las viajeras más cerca de sus casas.

Secciones