Los vecinos diseñan la plaza de las Mujeres de Astigarraga

El nuevo espacio contará con una zona de reivindicación central con un mural

Aitziber Muga - Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Astigarraga - El Ayuntamiento de Astigarraga pondrá en marcha pronto el proyecto de reurbanización de la Emakumeon Plaza, tal como se expuso en la última comisión de Obras y Servicios. El proyecto final ha sido elaborado por los astigartarras que han tomado parte en el proceso participativo y contiene diferentes elementos que buscan dar entidad a la plaza.

De las cuatro propuestas que se presentaron, los vecinos cogieron elementos de uno y de otro y compusieron una quinta propuesta que ha sido la que finalmente se llevará a cabo.

El equipo de gobierno quería dar una entidad propia a la plaza de las Mujeres y rehabilitarla para que sea un lugar adecuado de reunión y reivindicación en temas de igualdad de género. Para ello, el Consistorio llevó a cabo recientemente un proceso participativo en el que tomaron parte mujeres y diferentes agentes del pueblo, voluntarios y vecinos seleccionados al azar.

El proceso se llevó a cabo con una empresa especializada en temas de participación, Aztiker, y una arquitecta con experiencia en asuntos de género. Tras dos sesiones, en las que la veintena de vecinos debatieron sobre las cuatro propuestas urbanísticas presentadas por la arquitecta y su equipo, se elaboró dicho quinto modelo que incorpora los distintos elementos que más gustaron a los participantes de las propuestas iniciales.

Así las cosas, la plaza contará con una zona de reivindicación central, en la que predominará un mural divido en tres partes: una fija, una permutable y otra para la asociación Harituz. También habrá una zona cubierta y diferentes espacios verdes, así como jardineras que servirán para cortar el tráfico cuando sea necesario. En cuanto a los aparcamientos, se está estudiando colocarlos en línea, a la izquierda, en lugar de en batería, para dar más espacio a la plaza. Asimismo, los vecinos se decantaron por que el firme sea el mismo, tanto para la acera como para la carretera.

Según destaca Aztiker, en todo el proceso se ha tenido en cuenta que la plaza de las Mujeres debe representar y tener en cuenta a todas las mujeres. Por ello, era imprescindible que tuviera un espacio para las reivindicaciones al mismo tiempo que debía ser un lugar agradable para disfrutarlo en el día a día.