El Congreso plantea por primera vez la despenalización de la eutanasia

La propuesta exonera de responsabilidad penal a quien ayude a morir a una persona con enfermedad terminal o incurable

Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Madrid - El Pleno del Congreso de los Diputados dio ayer el primer paso para iniciar la despenalización de la eutanasia, gracias al apoyo expresado por la mayor parte de los grupos a la proposición de ley del Parlament de Catalunya que pide la reforma del Código Penal en este sentido. Todos los grupos, excepto el PP y UPN, que se mostraron en contra, y Ciudadanos, que se abstendrá según confirmaron fuentes del partido, adelantaron su posición favorable a esta iniciativa, la cual, no obstante, será votada por el Pleno de la Cámara Baja de mañana jueves.

La propuesta aprobada por el Parlament de Catalunya, que se debatió ayer en el Congreso, solicita la reforma del artículo 143.4 del Código Penal para despenalizar la eutanasia y la ayuda al suicidio, así como exonerar de responsabilidad penal a quien ayude a morir a una persona con una enfermedad terminal o incurable que le provoca sufrimiento físico o psíquico grave.

Actualmente, el Código Penal contempla penas de prisión de entre 4 y 8 años para “quien induzca al suicidio de otro” y a penas de entre 2 y 5 para quien coopere con “actos necesarios al suicidio de una persona”. También establece que será castigado con la pena de prisión de 6 a 10 años, si la cooperación llegara hasta el punto de causar la muerte.

Pese a haber mostrado su apoyo a la iniciativa, la diputada del PSOE Lìdia Guinar incidió en la importancia de que esta vaya acompañada de una regulación de la eutanasia como la recogida en la proposición de ley que los socialistas presentaron la semana pasada. En este sentido, confió en que la propuesta socialista será la ley reguladora de la eutanasia en el Estado, porque es lo “más conveniente y adecuado”. El debate, en el que varios diputados recordaron la figura del doctor Luis Montes, recientemente fallecido y quien luchó por elegir libre y legalmente el momento y los medios para morir, comenzó con la defensa de la propuesta por parte de tres diputadas catalanas.

Por su parte, el diputado del PNV Joseba Aguirretxea consideró que debe darse el paso de la despenalización del suicidio asistido con “muchísima seriedad y cautela”, ya que no se puede castigar a los que ayudan a morir a una persona que así lo desea, “porque no puede vivir”, al tiempo que apostó por legislar la eutanasia. - Efe

Secciones