La expresidenta madrileña deja la política

Cristina Cifuentes (PP) renuncia al acta de diputada en la Asamblea de Madrid y pierde el aforamiento

Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - Cristina Cifuentes abandona la política tras casi 30 años ocupando cargos públicos y orgánicos en el PP. La expresidenta madrileña renunció ayer a su acta de diputada en la Asamblea de Madrid y puso así punto final a una carrera que le vio ser diputada autonómica, delegada del Gobierno, presidenta y aspirante a suceder a Mariano Rajoy como candidata del PP a La Moncloa. Tras dejar la Presidencia regional y la del partido por el escándalo del máster y la publicación de un vídeo de 2011 en el que protagonizaba un supuesto hurto en un supermercado, la última renuncia de Cifuentes hace que pierda el aforamiento que le correspondía como diputada.

La renuncia de Cifuentes garantiza al PP que sus 48 diputados estarán presentes en la Asamblea cuando se vote la investidura de Ángel Garrido como presidente regional hasta las próximas elecciones. No había margen de error para la formación conservadora en esa votación. Solo la suma exacta de sus 48 representantes con los 17 de Ciudadanos alcanzará los 65 votos que marcan la mayoría absoluta. Y en la Firección nacional había algo más que incertidumbre sobre la presencia en ese día clave de Cifuentes, sometida a un gran “desgaste emocional” como protagonista de la larga polémica que ha concluido con su salida de la política.

La marcha definitiva de Cifuentes supone un alivio para la dirección nacional, donde se veía su permanencia como diputada como un recordatorio diario e innecesario de la polémica que había llevado a su dimisión, así como un elemento de continuo desgaste para las siglas del PP a tan solo un año de las elecciones.

“Esto es algo que podía ser esperado, era una decisión personal que (la expresidenta) tenía que tomar cuando considerara que era el momento”, opinó sobre la renuncia de Cifuentes Ángel Garrido, actual presidente en funciones de la Comunidad de Madrid en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno. Garrido ha sido propuesto formalmente como candidato a presidir la región tras la dimisión de Cifuentes en la sesión de investidura que se celebrará los días 17 y 18 de mayo. El presidente en funciones cuenta con el respaldo de PP y de Ciudadanos, que son mayoría en la Cámara, mientras que el portavoz del PSOE-M en la Asamblea, Ángel Gabilondo, que también planteó su candidatura, solo suma el apoyo de su grupo y de Podemos.

Ahora será la Junta Electoral de Zona quien deberá designar un nombre para sustituir a la expresidenta. - N.G.

Secciones