El PSE lleva a la Cámara vasca el “daño injusto” de ETA

Plantea al resto de grupos la aprobación de una declaración institucional sobre el final de la organización

Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - El PSE ha propuesto que el Parlamento Vasco apruebe en Pleno, una vez ETA ha consumado su disolución, una declaración institucional en la que “reitere su compromiso inequívoco con la necesidad de verdad, justicia y reparación que reclaman las víctimas a partir del reconocimiento del daño injusto causado” por la organización. El texto rechaza, además, “cualquier terrorismo o violencia”, y apela a que los presos de la organización “asuman la injusticia de su actividad” y se acojan a las posibilidades que les ofrece la legalidad penitenciaria para su reinserción.

El escrito registrado en sede parlamentaria por los socialistas vascos afirma que la Cámara de Gasteiz “comparte el alivio de la sociedad vasca ante la confirmación de la desaparición definitiva de ETA”. También defiende que “la construcción de una memoria plural y compartida” se debe basar “en el rechazo público a cualquier forma de terrorismo o violencia, y a su legitimación o justificación”.

“El Parlamento Vasco considera conveniente que, atendiendo a los objetivos de reinserción previstos en la legislación y asumiendo la injusticia de su actividad, las personas condenadas por su pertenencia a ETA se acojan a las posibilidades que les ofrece la legalidad penitenciaria”, añade el documento que, por iniciativa del partido de Idoia Mendia, se ha trasladado al resto de grupos parlamentarios para su aprobación como declaración institucional.

Declaraciones El último Pleno del Parlamento Vasco se celebró el pasado jueves, 3 de mayo, el mismo día que ETA anunció su disolución con un comunicado. Antes de que David Harland, director del Centro Henry Dunant de Diálogo Humanitario, certificara en Ginebra que la organización había dejado de existir a las 14.00 horas, los parlamentarios del PSE y del PP se colocaron el lazo azul para recordar a “las víctimas y la resistencia cívica frente al terrorismo”. Sin embargo, no hubo un pronunciamiento como tal del Parlamento.

Después de que diversas instituciones como los gobiernos de la CAV y Nafarroa, y también el Ejecutivo español, hayan realizado declaraciones sobre la disolución de ETA, el PSE pretende que también lo haga el Parlamento Vasco, donde se encuentran, asevera, los representantes de la ciudadanía que más han padecido la violencia de la organización. - E. Press