Desde la Avenida de Tolosa

Una piedra en el zapato de Rivera

Por Adolfo Roldán - Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Si hoy hubiera elecciones generales en España, el PP mantendría la primera posición con un 24% de los votos, seguido de Ciudadanos (22,4%) que superaría al PSOE (22%), y a Unidos Podemos (19,6%), según el segundo barómetro del año del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Con estos resultados, el PP continúa en su caída sostenida desde noviembre de 2016 con una pérdida de nueve puntos, llegando a su mínimo histórico. Evidentemente, el caso Cifuentes ha colaborado en la debacle, pero también todos los casos de corrupción e inmovilismo que acumula. El PSOE, por su parte, vuelve a caer, más de un punto desde el anterior sondeo del CIS que le otorgó un 23,1%. Unidos Podemos recorta distancias situándose a 2,4 puntos de los socialistas, alcanzando un 19,6%. Finalmente, Ciudadanos mantiene su escalada ocupando el segundo lugar a menos de dos puntos de Rajoy con un crecimiento de nueve dígitos desde las elecciones generales de 2016. Hasta aquí los datos visibles de este sondeo de abril, pero hay otros colaterales que reflejan una tensión de posiciones preocupante. Crece un punto el nacionalismo español (del 18,8% en marzo al 19,5% en abril) mostrando sus preferencias por un Gobierno central fuerte y sin autonomías, al tiempo que disminuyen los que quieren más autonomía para los territorios (del 13,6% al 10,4%). Sin embargo sube también el número de los que exigen que el Estado reconozca a las nacionalidades la posibilidad de ejercer el derecho de autodeterminación (del 7.7% al 10,4%). Crece el número de encuestados que se sienten únicamente españoles (15% de marzo frente al 16,8% en abril) y disminuyen los que se identifican con su comunidad autónoma más que con España (11,1% frente al 10,5%). Estos datos parecen indicar que el magma españolista que alimenta a Ciudadanos es cada vez más propicio, aunque hay un dato significativo. Según Metroscopia, el voto feminista está huyendo de C’s, de forma muy llamativa desde el 8-M. Y eso puede ser una piedra importante en el zapato de Rivera.