Trump retirará a EEUU del acuerdo con Irán y volverá a imponer sanciones

Donald Trump muestra su firma en los decretos de sanciones a Irán que entrarán en vigor en los próximos meses.

Mientras Netanyahu aplaude la decisión, la Unión Europea anuncia que se mantendrá dentro del pacto firmado

Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Washington - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer que retirará a su país del acuerdo nuclear con Irán de 2015 y volverá a imponer las sanciones levantadas bajo el pacto, al considerar que hay “pruebas” de que Teherán mintió cuando dijo que su programa atómico tenía fines pacíficos. “Hoy anuncio que Estados Unidos se retirará del acuerdo nuclear con Irán”, dijo Trump en una declaración a la prensa desde la Casa Blanca. “Volveremos a imponer el nivel más alto de sanciones económicas. Y cualquier nación que ayude a Irán en su búsqueda de armas nucleares podría ser también duramente sancionada por Estados Unidos”, advirtió el presidente norteamericano.

Trump firmó una declaración que, en sus palabras, “empieza a reanudar las sanciones nucleares de Estados Unidos al régimen iraní”, aunque, según precisó el Departamento del Tesoro, algunas de ellas no entrarán en vigor hasta que transcurran periodos de entre 90 y 180 días. El mandatario se mostró dispuesto a trabajar con sus aliados para “encontrar una solución real, integral y duradera a la amenaza nuclear iraní” que también afronte sus preocupaciones sobre el programa de misiles balísticos de Irán y sus actividades “terroristas en el mundo”. “Si el régimen continúa con sus aspiraciones nucleares, tendrá problemas más grandes que los que ha tenido nunca”, alertó el mandatario estadounidense.

Trump reiteró sus habituales críticas al acuerdo firmado en 2015 junto a Irán, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania, que limitaba el programa atómico de Irán y se sometía a inspecciones a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

“Este era un acuerdo horrible, que solo beneficiaba a una parte y que nunca, jamás, debió firmarse. No trajo calma, no trajo paz, y nunca lo hará”, sentenció.

El presidente citó los documentos presentados la semana pasada por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien denunció que Irán tiene un supuesto programa atómico secreto y basó esa acusación en más de 100.000 archivos recopilados por los servicios de inteligencia de Israel. A pesar de que fue desmentido por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), que aseguró que Teherán había renunciado a fabricar una bomba nuclear en el año 2009.

“Una gran ficción” “En el corazón del acuerdo con Irán había una gran ficción: que un régimen asesino solo deseaba un programa de energía nuclear pacífico. Hoy, tenemos pruebas definitivas de que esta promesa iraní era una mentira”, alegó Trump.

El mandatario también criticó los plazos para la caducidad de ciertas restricciones al programa nuclear iraní incluidos en el acuerdo de 2015.

“Si yo permito que este acuerdo siga en pie, pronto habrá una carrera armamentística nuclear en Oriente Medio. Todo el mundo querrá que sus armas estén preparadas para cuando Irán tenga la suya”, indicó Trump. El gobernante también anticipó que, aunque dicen que no negociarán un nuevo compromiso, los líderes iraníes “al final van a querer negociar un acuerdo nuevo y duradero que beneficie a Irán y al pueblo iraní. Cuando estén preparados, estoy dispuesto”, dijo el mandatario estadounidense.

Como estaba previsto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, felicitó a Donald Trump. “El presidente Trump ha tomado una decisión valiente”, dijo Netanyahu en un mensaje televisado en el que agradeció en nombre de todos los israelíes las medidas del presidente estadounidense “para frenar la actitud agresiva de Irán”.

“Trump tomó la decisión correcta al rechazar el desastroso pacto, todos esos millones de dólares con los que en pocos años hubiera podido construir un arsenal nuclear. El pacto solo allana el camino para que Irán desarrolle un arsenal de bombas nucleares en unos años. Quitar las sanciones no ha reducido la agresión iraní y ya ha producido resultados desastrosos”, afirmó.

Según el jefe del gobierno israelí, desde la firma del acuerdo en 2015 entre Teherán y el conocido como Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Alemania, Francia y Reino Unido), Irán ha aumentado “drásticamente” su agresividad en la región, entre otros en la Franja de Gaza, Yemen y Siria “donde instala bases para atacar a Israel”. “Irán, a pesar del pacto, fabrica misiles balísticos” y “ha intensificado sus esfuerzos para incrementar su capacidad nuclear”, denunció.

Para Netanyahu, que se opuso al acuerdo desde el primer momento y lo criticó con dureza ante el Congreso estadounidense en lo que supuso un enfrentamiento con el anterior presidente de EEUU, Barack Obama, mantenerlo en vigor “es una receta para el desastre. Un desastre para la región. Un desastre para la paz en el mundo”.

En el otro lado, la alta representante de la UE, Federica Mogherini, lamentó ayer la decisión y afirmó que los países miembros están determinados a cumplirlo. “El acuerdo nuclear pertenece a toda la comunidad internacional y la UE está determinada a preservarlo. Al pueblo iraní le digo: haced porque ninguno lo desmantele, es uno de los más grandes objetivos jamás alcanzados por la comunidad internacional”, dijo.

“Lamentamos el anuncio del presidente Trump, si Estados Unidos cambia de idea serán bienvenidos”, añadió la jefa de la diplomacia comunitaria. En el mismo sentido, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció ayer en un mensaje en Twitter que su país, Alemania y el Reino Unido lamentan la decisión. “Francia, Alemania y el Reino Unido lamentan la decisión estadounidense de abandonar el acuerdo nuclear iraní. El sistema internacional de lucha contra la proliferación de armas nuclear está en juego”, dijo Macron. El jefe de Estado francés, que había intentado persuadir a Trump de que no abandonase el acuerdo durante su visita a Estados Unidos, había hablado por teléfono media hora antes con la canciller alemana, Angela Merkel, y con la primera ministra británica, Theresa May. - Efe

Irán

Secciones