El juzgado acuerda la extinción de la plantilla de Edesa y Geyser

Trabajadores de la planta de Fagor CNA Group de Arrasate tras conocer que habían sido despedidos.

La propietaria CNA evita liquidar Edesa Industrial, que mantendrá una actividad comercializadora

Maialen Mariscal Ruben Plaza - Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El sindicato LAB comunicó ayer que ha recibido la notificación del Juzgado de lo Mercantil de Donostia en la que acuerda la extinción de 123 contratos en Edesa Industrial y Geyser Gastech, lo que significa el despido de la totalidad de la plantilla.

El respaldo judicial al ERE de extinción de contratos presentado por la propietaria de ambas firmas, CNA Group, remata el proceso de despidos laborales iniciado el pasado año y significa eliminar cualquier actividad productiva en las tres plantas de Arrasate, Eskoriatza y Basauri.

El pasado ejercicio, y ante la mala evolución de Fagor CNA Group que engloba a Edesa Industrial y Geyser Gastech, la directiva optó por dejar en la calle a 145 trabajadores en una decisión que supuso el cierre de la emblemática planta de Arrasate.

LAB recordó ayer que estos despidos colectivos se encuentran recurridos desde hace cuatro meses, sin que por el momento demandados ni demandantes hayan recibido una notificación judicial que dictamine de manera definitiva si resultan procedentes.

Esta medida no terminó de ser efectiva, a juzgar por el siguiente paso efectuado por el grupo empresarial catalán, que presentó un concurso de acreedores, entre cuyas medidas se incorporó la decisión de prescindir de los 123 trabajadores que todavía mantenían sus puestos en Eskoriatza y Basauri y que ahora el Juzgado de lo Mercantil de Donostia confirma.

De este modo, CNA Group solo conservará una decena de empleos de carácter administrativo, ejecutivo y comercial, en un proceso que los sindicatos ya avanzaron que se produciría, al temer que el grupo empresarial pretendía conservar únicamente la comercialización de productos.

Precisamente ayer LAB incidió en que estos 123 despidos avalados por la resolución judicial no significan que Edesa Industrial desaparezca. Al contrario, CNA Group ha evitado presentar la liquidación de la empresa y afirma que mantendrá la labor comercializadora.

Según el sindicato abertzale, con esta “triquiñuela legal” la organización y su máximo dirigente, Jorge Parladé, soslayan la presentación de un concurso “culpable” de acreedores. La diferencia con el actual, considerado “voluntario”, radica en que el culpable sigue vías penales y puede acarrear castigos más severos que los que contempla el seguido por vías mercantiles.

En cualquier caso, Edesa Industrial mantendrá una labor comercializadora con la que CNA Group se compromete a pagar la deuda que contrajo durante sus años al frente de la quebrada cooperativa Fagor, adquirida con el objetivo de reflotarla sin que, a juzgar por los resultados, lo haya conseguido.

LAB lamentó ayer que, al no presentar la liquidación, el grupo catalán está acumulando “un agujero enorme” de pérdidas ya que, según la central sindical, no abona las cargas económicas que conlleva mantener la actividad, aunque ésta sea muy reducida.

marca De este modo se alarga una agonía que, en opinión del sindicato abertzale, podría zanjarse si el caso presentado en los tribunales sobre el uso de la marca Fagor finalmente se resuelve a favor de Fagor Sociedad Cooperativa.

La cooperativa del Grupo Mondragon, propietaria de la marca, planteó una petición ante el juzgado para que CNA, a quien se la alquiló, no pueda utilizarla.

En su escrito arguyó que la organización empresarial catalana incumplió los términos establecidos en el contrato, entre los que se encuentra el mantenimiento del conjunto de los puestos de trabajo en todas las plantas vascas.

En el caso de que finalmente la marca revierta legalmente a Fagor Soc. Coop., “se debería dar pie a los nuevos proyectos que ha sido imposible materializar por la actitud de la dirección de CNA”, tal y como apuntó LAB.

Junto a las críticas a la gestión de CNA Group en Edesa Industrial y Geyser Gastech, esta central sindical se dirigió igualmente al Gobierno Vasco para reprocharle su actitud en este proceso. “Ha apoyado de manera incondicional a la dirección de la empresa hasta que ha visto que iba a acabar con el proyecto. En ese momento ha desaparecido, eludiendo su responsabilidad”, criticó.

Secciones