Imputan a dos excargos de la ‘era ZP’ por la financiación del PSPV

Investigan un concurso de publicidad concedido por Sanidad a la empresa Crespo Gomar en 2008

Martes, 8 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

madrid - El Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid acordó ayer investigar parte de la presunta financiación irregular del PSOE valenciano (PSPV), causa que se inició en un juzgado de Valencia, en relación a un concurso de publicidad concedido por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a la empresa de comunicación Crespo Gomar en 2008, durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, por lo que el juez citó a declarar a dos ex altos cargos de este Ministerio.

Se trata de la que fuera directora general de Consumo y candidata a la Alcaldía de Alicante, Etelvina Andreu;y la entonces subsecretaria de Sanidad y Consumo, Consuelo Sánchez Naranjo, quienes están citadas a declarar como investigadas el próximo día 21 de mayo, a partir de las 10.00 horas, en los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid por los presuntos delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos. Este mismo día también están llamados a comparecer dos componentes de la Mesa de Contratación, mientras que otros seis integrantes del mismo órgano lo harán el día 24 y el 30 del mismo mes.

Esta instrucción se suma a la también abierta en el Juzgado de Instrucción 24 de Madrid por los mismos hechos pero relacionada directamente con la adjudicación pública que realizó el Ministerio de Vivienda a la misma sociedad en el marco del Plan de Vivienda 2009-2010 por la cantidad de 126.000 euros. En el caso del Ministerio de Sanidad, el juez valenciano explica en su auto que la adjudicación pública por el importe de 184.138 euros a la empresa Crespo Gomar (que tuvo como presidente a Alberto Gomar, hijo del ex teniente alcalde del Ayuntamiento de Gandía) se hizo a través de la que fuera candidata a la Alcaldía de Alicante ahora investigada.

El juzgado de Valencia comenzó la investigación por los mismos delitos y otro electoral en diciembre de 2016 tras recibir un informe de la Policía sobre una presunta financiación irregular del PSPV y Bloc -partido mayoritario en Compromís- entre los años 2007 y 2011. La investigación apunta que la empresa de comunicación Crespo Gomar facturó varios servicios a la filial socialista de cuyos pagos se hacían cargo otras empresas, fundamentalmente constructoras, mediante una presunta falsificación de facturas. - E. P.