investidura de Puigdemont u otro candidato

JxCat asegura que todavía no hay ‘plan D’ y quiere una investidura antes del lunes

EP - Martes, 8 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 11:35h.

CATALUNYA. JxCat y ERC se reunieron este lunes a última hora de la tarde para abordar cómo desencallar la investidura sin agotar el plazo máximo para hacerlo, que finaliza la medianoche del martes 22 al miércoles 23 de mayo.

Fuentes conocedores del encuentro han explicado que la reunión se produjo después de que el lunes por la mañana ERC señalara la necesidad de abordar de forma conjunta con JxCat una estrategia para concretar como materializar el desbloqueo de la legislatura.

Los republicanos reclaman a JxCat una investidura "efectiva", es decir, la de un candidato que no pueda ser impugnado por el Estado y pueda formar Govern de inmediato para dejar atrás la aplicación del artículo 155.

También piden no apurar hasta el último día en el que es posible investir a un presidente, ya que consideran que supondría asumir unos "riesgos" que ven innecesario ante el contexto actual de enfrentamiento entre el Estado y las fuerzas soberanistas.

El principal escollo que hay por lo tanto es que JxCat aún mantiene la apuesta por investir a Carles Puigdemont, que por su situación judicial y por las advertencias del Tribunal Constitucional contra su candidatura, estaría lejos de ser la investidura efectiva que propone ERC.

La portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha explicado este martes que habrá investidura como tarde el próximo lunes 14, "si puede ser de Puigdemont, pero si no, de otro candidato", según ha detallado en una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press.

Abordar como tarde la investidura el día 14 cumpliría las expectativas de los republicanos, ya que sería una forma de no arriesgar hasta el último momento.

Artadi ha asegurado que su grupo parlamentario decidió que evitaría unas nuevas elecciones si dependía de ellos, y ha incidido en que, si no se puede investir al expresidente catalán, se intentará más adelante.

"Evidentemente probaremos la investidura de Puigdemont. Y si no, la dejaremos para más adelante. No renunciamos", ha concluido.

EN SEGUNDA VUELTA

JxCat y ERC no pueden investir a un presidente en primera vuelta porque los cuatro diputados de la CUP solo garantizan una abstención y no un voto a favor, por lo que la investidura tendrá que ser en segunda vuelta.

Si la investidura se fija para el lunes 14, para la segunda votación deben pasar 48 horas y no habría un presidente elegido hasta el miércoles 16;si por el contrario quieren que un eventual presidente esté investido el día 14, tendría que poner el primer pleno el sábado 12.

DOS VOTOS CLAVE

JxCat y ERC tienen los votos justos para investir a un presidente: 66 escaños para superar los 65 en contra que suman Cs, PSC, PP y los comuns;las cuatro abstenciones de la CUP permitirían cerrar a su favor la votación.

Sin embargo, de los 66 votos que suman JxCat y ERC, dos están en riesgo ya que son los votos delegados de Puigdemont y Comín que han sido impugnados por Cs ante el Tribunal Constitucional.

Si el Alto Tribunal decidiera suspender estos dos votos, ya no sería posible investir a un presidente ni en primera ni en segunda vuelta a no ser que Puigdemont y Comín renunciaran al escaño, algo que los dos han dejado claro que no piensan hacer.